Background Image

Que no te sorprendan las nuevas preguntas de moda en las entrevistas de trabajo

Artículo / Trabajar

Que no te sorprendan las nuevas preguntas de moda en las entrevistas de trabajo

Es, probablemente, la prueba de fuego. Si tu currículum ha superado el primer filtro del departamento de Recursos Humanos y te llaman para hacer una entrevista, ésta puede suponer tu paso definitivo a la gloria para ser el elegido.

Quizá por eso es un momento en el que, quien más y quien menos, acaba poniéndose nervioso. Qué vestuario elegir o qué preguntas hacer son solo algunas de las recomendaciones que ya te hemos ofrecido en bluemagazine. Incluso te hemos desvelado algunas de las preguntas más raras y difíciles que te pueden hacer.

tu entrevista tendrá dos partes. en la segunda evualuarán tus competencias y si encajas en el puesto

Pero las entrevistas de trabajo también están sujetas a las modas. Cosas que hace años podían preguntarse hoy nadie se atrevería a formularlas. Algunos expertos en recursos humanos nos dan las claves de qué está de moda preguntar.

No interesan tus títulos, sino tus competencias

Quizá por los cambios que se están produciendo en el mercado laboral a los departamentos de recursos humanos les interesan más tus competencias que tus títulos (da igual si eres matemático o informático, lo importante es que puedas ser un científico de datos). Las empresas ya no buscan tanto un profesional con determinada titulación, años de experiencia y conocimientos de idiomas, sino una persona con aptitudes.

Por eso, más que preguntarte por estudios, conocimientos, experiencia laboral, retribución y motivaciones, ahora se pregunta (aparte de todo lo anterior) para “detectar cuáles son las principales competencias o habilidades del candidato y ver si estas encajan con las que nos solicita la empresa”, explica Cristina Arróniz, consultora de Recursos Humanos.

no hay respuestas buenas o malas, correctas o incorrectas

Salvador Sicart, director de Hays Response España, coincide con esta visión y remarca que las empresas definen ahora lo que buscan, más que por un título, por una serie de habilidades que quieran que el candidato posea. También explica que el tipo de pregunta va a cambiar mucho en función del perfil que se busque: no es lo mismo indagar para saber si eres un buen director general que para un vendedor de tienda o contable.

“Cuando el puesto vacante es más senior, se habla más de los logros alcanzados, de por qué se abandonaron diferentes proyectos… Cuando el perfil es más junior, las preguntas son diferentes”, explica Sicart.

Conocer tu pasado para intuir tu futuro

Una vez que la empresa tiene claro cuáles son las competencias que busca en el candidato, el entrevistador irá ahondando sobre el pasado del candidato para conocer cómo actuó y reaccionó ante determinadas situaciones del pasado (y cómo valora ese comportamiento ahora) para intentar averiguar si encaja o no con esas competencias que requiere el puesto.

“A través de preguntas abiertas se plantean diversas situaciones que se suelen dar en el puesto de trabajo al que opta y se le pide al candidato que nos describa cómo resolvió o afrontó dicha situación. Lo que se busca son evidencias que demuestren que el candidato responderá con éxito a los retos del puesto y aplicará sus habilidades y experiencia en sus funciones diarias”, detalla Arróniz.

Estas son las competencias que se están buscando...

Evidentemente, cada puesto requiere de unas habilidades y no en todas las empresas se buscan las mismas, pero, a grandes rasgos, las competencias (individuales, empresariales, interpersonales, motivacionales, analíticas) que más se están demandando son:

Flexibilidad para adaptarse a los cambios

  • Resiliencia
  • Comunicación
  • Proactividad
  • Perseverancia
  • Integridad
  • Gestión de proyectos
  • Trabajo en equipo
  • Negociación
  • Liderazgo
  • Orientación al cliente
  • Innovación
  • Dirección de equipos
  • Resolución de problemas
  • Orientación a resultados
  • Trabajo en equipo
  • Motivación

… y estas son las preguntas que te harán

Como estamos viendo, para averiguar si tienes estas habilidades, los reclutadores te formularán una serie de preguntas “trampa” con las que convertir estos momentos del pasado en impactos positivos.

Las preguntas tipo que te formularán son, según Cristina Arróniz:

  • Explícame un ejemplo concreto de algún logro obtenido de tu gestión como líder de tu grupo. ¿Qué hiciste para lograrlo?
  • Explícame un ejemplo de qué haces para motivar a tu equipo de trabajo.
  • ¿Qué has hecho cuando has recibido alguna reclamación de algún cliente insatisfecho?
  • ¿Qué has hecho cuando has tenido una evaluación del desempeño que no ha cumplido con los resultados esperados?
  • Explícame un ejemplo específico de una tarea que tuviste que realizar en equipo, ¿Cuál fue tu aportación al equipo?
  • ¿Alguna vez has tenido que hacerte cargo de alguna tarea nueva o diferente a lo acostumbrado? ¿Qué hiciste? ¿Cómo lo afrontaste?
  • ¿Alguna vez has participado en algún proyecto estratégico para tu empresa?, ¿cuál fue tu papel y tu aportación?  
  • Explícame una situación o proyecto que supuso un reto para ti y qué sentiste.

Otras de las preguntas que se suelen realizar bastante últimamente son:

  • ¿Cuáles han sido tus principales logros a lo largo de tu trayectoria profesional (o en una empresa en concreto)? ¿De cuáles te sientes especialmente satisfecho?
  • ¿Qué es lo que más valoras de un jefe? ¿Y de un compañero?
  • ¿Por qué crees que eres el candidato ideal para el puesto?
  • ¿Qué objetivos profesionales te planteas a cinco años vista?

Según Salvador Sicart, no hay respuestas correctas o incorrectas a este tipo de preguntas “de situación” sino una “manera de razonar” que dejarán entrever si encaja o no con lo que busca la empresa.

No se busca el factor sorpresa

Por eso, estos dos expertos consideran que no se busca el sorprender al candidato. “Hay preguntas muy manidas y respuestas aún más sabidas. Hay verdaderos profesionales de las entrevistas”, asegura Sicart, quien también considera que hay perfiles profesionales muy buenos que, sin embargo, “no saben venderse” en estas entrevistas.

Las entrevistas por competencias para los candidatos suelen ser más complejas, y si no conocen el tipo de preguntas y preparan las respuestas, les suele costar responder a algunas de las preguntas y las respuestas no suelen ser lo suficientemente concretas y no nos aportan las evidencias que necesitamos para valorar al candidato”, sentencia Arróniz.

se buscan unas determinadas aptitudes para los puestos. en las entrevistas averiguarán si las tuyas encajan

Así pues, digamos que tu próxima entrevista tendrá dos partes muy diferenciadas: una primera en la que se hará un repaso a tu currículum y trayectoria (fase que te permitirá relajar y templar los nervios) y otra competencial, en la que el entrevistador intentará averiguar, con el tipo de preguntas que te hemos dicho, saber si respondes al perfil que busca la empresa.

De tus respuestas y de lo que infiera el entrevistador dependerá de que encajes o no en el perfil que busca la empresa. Una vez más, si no eres el elegido no quiere decir que no seas bueno. Simplemente que tu mejor aptitud no es, precisamente, la que más está necesitando esa empresa.

También te recomendamos

La foto de tu CV puede conseguirte un trabajo en España: solo tienes que evitar estos errores

No en todos los países está bien visto que incluyas una foto en el CV, pero en España sí. Ahora, no vale cualquier imagen. ¿Sabes cómo destacar con una buena?

¿Quieres trabajar en otros países? Antes descubre cuántas vacaciones tienen

No todos los países tienen los mismos días festivos ni en todos es obligatorio descansar esas jornadas. Datos a tener en cuenta si quieres trabajar fuera.

Cuéntanos algo