Background Image

Vives mejor que tus padres: estos son los datos que lo demuestran

 
Artículo / Cultura

Vives mejor que tus padres: estos son los datos que lo demuestran

 

Juventud, ¿divino tesoro? Ser joven puede no ser fácil. Que las últimas estadísticas del paro digan que más del 40% de los jóvenes españoles están en situación de desempleo lo demuestra.

Sin embargo, y pese a estos datos, lo cierto es que tu nivel de vida es mejor que el que tenían tus padres cuando ellos tenían tu edad. No, no estamos haciendo de abogados del diablo, pero con los números que facilitan los distintos organismos oficiales, lo cierto es que podemos constatar que las condiciones socioeconómicas que te han tocado vivir son más óptimas que las de generaciones anteriores.

Vas a vivir más años que tus padres

¿Eso es bueno? Indudablemente, sí. De hecho, la esperanza de vida al nacer es uno de los indicadores simples más representativos y utilizados para medir la salud general de una comunidad, y en consecuencia también de su estado de desarrollo.

en 1960, el 15% de los adultos en España no sabían leer ni escribir 

Si comparamos la esperanza de vida de principios de siglo XX con la actual, la mejora es más que notable, ya que se ha duplicado. Así, los que nacían en 1900 tenían una esperanza de vida de 34,76 años, mientras que en 1998 el dato ascendía a 78,71. En el caso de los varones, el salto ha sido de 33,85 a 75,25 años, y en el caso de las mujeres de 35,70 a 82,16 años.

Fuente: INE 

Esto, evidentemente, provoca que entre esos años la población española se duplicará, pasando de 18,6 millones de habitantes en 1900 a 39,5 en 1998.

Es cierto que el salto desde la generación de tus padres no es tan grande, pero la diferencia sí puede rondar los diez años, una cantidad nada desdeñable.

Si el PIB mejora, tú ganas

Además, este crecimiento de la población también ha conllevado que la producción material, el conocido PIB, se multiplique por 17,5 (en términos reales 12), lo que implica un crecimiento de la renta real per cápita del 2,17% anual acumulativo.

Los avances sociales son importantes: divorcio, matrimonio homosexual, derecho a voto... 

Dicho de otra forma, el PIB ha crecido 40 veces en 150 años (1850-2000), pasando en precios constantes de 1,2 a 481.000 millones de euros; y el PIB per cápita se ha multiplicado 15 veces en el mismo período, pasando de 824 a 12.183 euros por habitante.

Estas simples cifras pueden darte una idea del cambio tan grande que ha experimentado la sociedad española a lo largo de todo un siglo.

Compara en esta gráfica el nivel del PIB en la década en la que nacieron tus padres y en la que has nacido tú para comprobar cómo ha variado.

Fuente: Estadísticas históricas de España. Siglos XIX y XX. Fundación BBVA

En la época de tus padres también había paro

Los períodos de alto desempleo son más o menos cíclicos. Es cierto que el desempleo juvenil es una de las variables económicas que más preocupa en estos momentos, pero en la época de tus padres en España también pintaban bastos.

De hecho, en 1974 arrancó una grave crisis que también repercutió en toda la población. Hay que tener en cuenta el contexto: fue el momento de transición de la dictadura a la democracia, transformando todo el país para un mejor futuro.

la esperanza de vida ha pasado de 34,76 años en 1900 a 78,71 en el año 1998

Entre 1974 y 1977, el sector agrícola perdió cerca de 650.000 trabajadores, mientras que la industria y los servicios no alcanzaron a generar 200.000 nuevos empleos. Entre 1977 y 1984, la población ocupada en la industria y en la construcción también disminuyó, perdiéndose 800.000 y 450.000 empleos, respectivamente.

 

Estos dos sectores, junto al tradicional sector agrario, que perdió entonces otros 650.000 trabajadores, hicieron que hubiera mucha población en paro. El número de ocupados disminuyó desde 13.200.000 en 1974 a 11.000.000 en 1984 y la proporción que representaban los parados sobre la población activa de aquel año fue del 21%.

Cuando en España había analfabetos

Puede que nunca te hayas encontrado con una persona que no sepa ni leer ni escribir, pero hace relativamente no tantos años sí era más corriente. Para que te hagas una idea, en 1960, el 15% de la población adulta española no sabía leer ni escribir, el 94% no había ido más allá de la escuela primaria y menos de un 3% tenía algún tipo de formación superior.

el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de España ha pasado del 0,227 en 1850  en al 0,913 del año 2000 

Sin embargo, y afortunadamente, medio siglo más tarde, el analfabetismo prácticamente ha desaparecido. Tanto que incluso más de un 70% de la población tiene al menos algún tipo de educación secundaria y en torno a un 20% ha tenido la oportunidad de acceder a la educación superior. A destacar el cambio que ha supuesto entre las mujeres.

Esta considerable mejora del nivel medio de formación se ha traducido en un incremento de casi el 110% en el número medio de años de educación de la población adulta, que han aumentado de 4,70 a 9,79 entre la década de los 60 y la actualidad.

Fuente: Asociación Española de Ciencia Regional 

Las Naciones Unidas también constatan que vives mejor

La preocupación por saber si las nuevas generaciones tienen una mejor calidad de vida que sus padres y abuelos ha llevado a que las Naciones Unidas crearan el denominado Índice de Desarrollo Humano.

El IDH es un importante indicador del desarrollo humano que elabora cada año este organismo y que, además del desarrollo económico de un país, analiza la salud, la educación y los ingresos. El IDH, tiene en cuenta tres variables: vida larga y saludable, conocimientos y nivel de vida digno.

La mayoría de los datos oficiales demuestran que, afortundamente, tu calidad de vida es mayor que la de tus padres 

Pues bien, el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de España ha pasado del 0,227 en 1850  en al 0,913 del año 2000.

En 2014 el índice de desarrollo humano (IDH) en España fue 0,876 puntos, lo que supone una mejora respecto a 2013, en el que se situó en 0,869. Por lo tanto, influyen entre otros el hecho de que la esperanza de vida en España esté en 83,3 años, su tasa de mortalidad en el 8,48 y su renta per cápita sea de 22.780 euros.

Recuerda que tienes voz y voto

Más allá de los fríos números, la realidad de que en el fondo vives mejor que tus padres también está en cómo es la sociedad ahora y la que le tocó vivir a tus padres. Ten en cuenta que, hasta 1975, España tenía forma de dictadura bajo las órdenes de Francisco Franco que, entre otras muchas cosas, no permitía el voto.

Piensa que hasta 1977 no se produjeron las primeras elecciones democráticas desde 1936. Desde entonces, hemos sido llamados muchas veces a las urnas, pero durante décadas fue algo totalmente prohibido.

También estaba prohibido el matrimonio homosexual, que en España apenas ha cumplido 10 años. Y echando la vista un poco más atrás, hasta 1981 no se permitió que en nuestro país las parejas pudieran divorciarse.

 

 

Cuéntanos algo