Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cápsulas del tiempo para bebés

Cápsulas del tiempo para bebés


Congelar el tiempo es imposible, pero al menos se pueden conservar los recuerdos. En multitud de películas hemos visto abrir cápsulas del tiempo varios años después y descubrir cómo había cambiado el mundo. Ahora es posible tener nuestra propia caja del tiempo, o por lo menos regalarla. Desde MyRetrobox, dos jóvenes proponen un regalo para bebés –o niños pequeños- que no abrirán hasta que sean mayores y donde podrán descubrir cómo era el mundo en el que nacieron.

Nuestras cajas están concebidas para que la gente atrape y guarde en ellas sus mejores recuerdos para volver a encontrarlos en el futuro y, ¿qué momentos hay más entrañables que todos los que rodean la llegada de un bebé?”, explica María Tejel, una de las creadoras.

La cápsula del tiempo es una caja metálica con bisagra que se personaliza con el nombre y la fecha de nacimiento del bebé. Dentro de ella se incluye un diario donde poder escribir los acontecimientos cercanos que rodean la llegada del bebé, una libreta de firmas, 19 fichas de cómo es el mundo al que llegó el bebé, una caja de fotos, un calendario o un tarjetón donde plasmar las huellas del bebé con tinta. Además, se completa con unos sobres donde introducir monedas o sellos del momento en que nació el bebé y una cajita de cartón para guardar objetos personales. Así, esta cajita combina los recuerdos personalizados del bebé con hechos históricos y noticias del momento de su nacimiento.

El mecanismo es sencillo, consiste en ir rellenando las diferentes partes personalizadas y elegir los recuerdos que consideramos más importantes. Una vez que la caja está completa, se cierra con una pegatina y se guarda hasta que el momento que consideremos.

Pero desde My Retrobox no quieren quedarse únicamente en las cajas para los más pequeños. “Desde el primer momento decidimos que nuestras cápsulas del tiempo no irían destinadas sólo a bebés, pero pensamos que era un bonito punto de partida enfocar las primeras a ellos, puesto que no serán conscientes de su existencia hasta dentro de muchos años, y será un regalo de lo más emotivo cuando las descubran”, explican los creadores.

“Vamos creciendo poquito a poco, así que de momento nuestro plan de futuro no es otro que seguir creciendo. Hace poco lanzamos la Peque MyRetrobox, para niños nacidos en 2010 y 2009, y ahora seguimos trabajando para ofrecer el mismo producto para niños nacidos en años anteriores”, apuntan. “Además, estamos trabajando en cápsulas del tiempo para otro tipo de público, que también presentaremos en los próximos meses. Y en un futuro cercano, comenzaremos a trabajar en la internacionalización de nuestros productos”, añaden.

Texto: Marta Garijo
Foto: bajo licencia Creative Commons


También te
recomendamos
Cultura
Todas las dietas tienen una receta sabrosa que probar. ¿Te atreves? Cuéntame más
Cultura
Las 7 tendencias culinarias de Instagram que podemos incluir en nuestro día a día Cuéntame más
Hazte Cliente Acceder