Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cortos en La Guarimba, soñar bajo las estrellas

Cortos en La Guarimba, soñar bajo las estrellas

Eso es exactamente lo que hizo Giulio Vita con el antiguo cine de la localidad calabresa de Amantea. Las 938 butacas que un día sentaron a los habitantes de este comunidad para soñar bajo las estrellas, desaparecían lentamente bajo la maleza. Y Giulio pensó en la resistencia. Y en la importancia de las ventanas abiertas a través de las que poder gritar.

El propietario del Arena Sicoli, vencido por la escasa afluencia de público que le obliga a cerrar el cine un año atrás, acepta un quid pro quo perfecto : Giulio ( director, guionista y productor ) y Sara Fratini ( ilustradora ) rehabilitan el cine y él les cede el espacio. Y así nace La Guarimba Film Festival, un festival de cortos de carácter anual cuya primera edición tuvo lugar el verano pasado. Un nexo de unión entre vecinos que colaboran desinteresadamente en un proyecto que sitúa a su pueblo, ese que solo ha salido una vez en las noticias y relacionado con La Mafia, en un punto muy concreto del mapa.

Con el lema “El cine al pueblo y el pueblo al cine" se arman de serruchos, tijeras de podar y pinceles para dar forma a su particular guarimba, esa forma de protesta venezolana que en origen reunía a un máximo de siete amigos dispuestos a cortar las calles y levantar barricadas, pero también un lugar seguro en el que expresar tu opinión libremente.

Dos días de festival que se celebran tras sortear todo tipo de obstáculos, incluído el luto decretado por el fallecimiento del alcalde que impedía proyectar historias, sueños y denuncias.

Una historia materializada en el corto "About The Resistance" en colaboración con El Tornillo de Klaus, que aterrizó en Madrid para su presentación en la librería Ocho y Medio y que ha llevado a La Guarimba a compartir su proyecto de emprendimiento social en ciudades como Milán, Málaga o Nueva York y que ya cuenta con su propia exposición #ArtistForLaGuarimba, curada por la propia Sara y compuesta por más de 30 carteles diseñados por distintos artistas.

No deja de ser poético que el antiguo Arena Sicoli esté situado en la Via Della Libertà. Que Giulio soñase con reabrir esa puerta y no se resignase a vivir en un pueblo sin cine.

Y uno piensa que cada pincelada para encalar una pared destartalada y que 1875 ojos se claven en ella y sueñen, descubran, lloren y recapaciten, es la más hermosa de las revoluciones pacíficas.
Y que el que resiste, gana.

Texto: María Villamayor
Imágenes:
Guarimba Film Festival
También te
recomendamos
Cultura
Si crees que ‘It’ da miedo es porque no has visto las pelis que iniciaron el género Cuéntame más
Cultura
Si sigues diciendo que el anime son solo dibujitos te estás perdiendo auténticas joyas Cuéntame más
Hazte Cliente Acceder