El otro final de... Si la cosa funciona

El otro final de... Si la cosa funciona

2 Minutos de lectura
Boris fue propuesto hace años para el premio Nobel de física. No se lo dieron. Después del chasco se casó con una mujer rica y todo le fue bien hasta que dejó de irle. Nunca entendió por qué discutía siempre con ella. “Si a mi mujer le gusta la música clásica, el arte, la literatura y el sexo… ¿por qué discutimos?” Boris jamás supo la respuesta.

Yo sí.

Soy amigo suyo desde el colegio y, la verdad, tengo que confesar que solo le aguanto una comida, a lo sumo una sobremesa corta, pero no más. Le quiero, claro, es mi amigo, pero es insufrible pasadas las dos primeras horas, a no ser que le pongas tranquilizantes en el vino y no moleste mientras duerme. Sus ataques de pánico sumados a una dosis alta de egocentrismo lo convierten en el candidato perfecto a eterno divorciado. De hecho se volvió a casar con una jovencita de veintiún años que se encontró durmiendo en la puerta de su casa y tan sólo le duró unos meses.

Se llamaba Melody. Era rubita y de un pueblo de Missisipi. La invitó a pasar dos minutos y terminó quedándose a vivir con él. La cosa fue bien hasta que aparecieron los padres de ella: dos beatos provincianos que veían Nueva York como el epicentro de la depravación.

Llegaron, probaron… y también se quedaron.

Jessica, la madre, descubrió que le gustaban los tríos siempre que su marido no formara parte de ellos. John, el padre, liberado de todo, salió del armario. Y todo eso en casa de Boris que, flipando, no daba crédito.

Un día, un jovencito se cruzó por la vida de Melody y su amor por Boris se vino abajo —por muy Nobel que estuviera a punto de ser—. Boris lo superó muy rápido, y volvió a nuestras comidas en Brooklyn. Me ha jurado muchas veces que nunca más se va a volver a casar, ni siquiera quiere irse a vivir con otra mujer. Claro que yo sé que su palabra tiene muy poco valor. De hecho, me temo que un día rompa su promesa. Últimamente no para de hablar de su psicoanalista. “Me pone hablar con ella”, dice siempre. Pobre mujer, espero que jamás se vaya a vivir con él; ese podría ser el final de su carrera como médico y el inicio de un prometedor futuro como paciente.

Hoy tienen su primera cita: vienen a cenar a casa. Seremos cuatro: Boris, yo, la psicoanalista y un jovencito español con cara de bobo que dice ser colaborador del CNI de su país. También es paciente, uno de los más graves. Por lo visto en España le está cayendo de todo y lleva unos días en Nueva York haciéndose selfies en la quinta avenida cobrando cinco dólares por cada uno. Y se está forrando. Espero que Boris se comporte y no le eche a gorrazos.

#video#

Texto: Rafael Caunedo
Imágenes: Sony Pictures / Wild Bunch / Gravier Productions
BBVA

Configuración de cookies

Las cookies pueden ser importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies analíticas para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Puedes aceptarlas en esta misma ventana o configurarlas y/o rechazarlas en el Panel de Configuración.
No hemos cambiado nada, solo queremos ser transparentes y responsables contigo, igual que lo somos con tu dinero.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias) Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Consultar

Nombre Duración
aceptarCookiesIndica si el usuario ha aceptado la política de cookies.
s_ccSesión
s_fidPersistente
s_nrPersistente
s_sqSesión
utag_mainPersistente
sc_pagenameSesión
No quiero cookies de Analítica

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Con tu selección no podemos ofrecerte una mejora continua en la experiencia de navegación.

Ver listado completo de este tipo de cookies

Denominación Titular Tipología Duración Finalidad
s_cc Adobe Analytics Analítica Sesión Determinar si las cookies están activas
s_sq Adobe Analytics Analítica Sesión Funcionalidades ClickMap/ActivityMap
s_vi Adobe Analytics Analítica 5 años Marca de fecha y hora del identiticador de visitante único
s_fid Adobe Analytics Analítica 5 años Marca de fecha y hora del identiticador de visitante único alternativo, respaldo de s_vi
AMCV_###@AdobeOrg Adobe Analytics Analítica 2 años ID de visitante único que se usan en las soluciones de Marketing Cloud
AMCVS_* Adobe Analytics Analítica Persistente ID de visitante único que se usan en las soluciones de Marketing Cloud
s_nr Adobe Analytics Analítica 2 años Determinar el número de visitas de usuario
s_invisit Adobe Analytics Analítica Sesión Determinar si el visitante es nuevo o repetido
s_vnum Adobe Analytics Analítica 15 días Determinar si el visitante es nuevo o repetido
demdex Adobe Analytics Analítica 180 días Crear y almacenar identificadores únicos y persistentes
dpm Adobe Analytics Analítica 180 días Crear y almacenar identificadores únicos y persistentes
dextp Adobe Analytics Analítica 90 días Recordar la última vez que se hizo una sincronización de datos
d_cid BBVA Analítica Persistente Cookie utilizada por BBVA.COM para almacenar información de personalización de contenidos.