Cómo administrar el dinero y llegar a fin de mes si eres universitario

Cómo administrar el dinero y llegar a fin de mes si eres universitario

6 Minutos de lectura


Has de saber algo cuanto antes: la excusa de “necesito dinero para fotocopias” no podrá salvarte en un momento de crack financiero a fin de mes. Necesitarás mucho más que eso si has vivido como la cigarra del cuento, bailoteando y cantando sin preocuparte de que el invierno se acerca, tu estante de la nevera está vacío y, efectivamente, tienes que comprarte tres tomos en reprografía y no tienes ni para el metrobús.

Tal vez ha habido muchas noches de pizza este mes en el piso. O has salido más de la cuenta. O te has gastado demasiado en móvil o en algún capricho que no te puedes permitir. El caso es que vives una situación de bancarrota puntual. Y los vivirás constantemente durante los años de carrera, si no trabajas (que es lo habitual) sino que cuentas con una “asignación” y no sabes administrar bien tu dinero. Por eso queremos darte unos cuantos consejos que te ayudarán a ser más hormiga y menos cigarra y te permitirán llegar a fin de mes sin pasar apuros.

Abraza el Do it Yourself



Que, con tu buen nivel de inglés, ya sabrás qué significa: date a la bricomanía. Y aplícala en tu día a día. Si la vida pone en tu camino un mueble de buen ver, recíclalo. El presupuesto de un estudiante no incluye amueblar su vida, pero te puedes permitir una lija y un barniz. Puedes inspirarte en estos hackers de muebles de IKEA, por ejemplo. Si vas en bici, aprende mecánica básica y no acudas al taller por cualquier avería que puedes solucionar con un par de herramientas (que pides a alguien). Si se ha roto el asa de la cafetera, piensa qué haría MacGyver antes de comprar otra.

“Si quieres cambios, pues camina distinto”



Lo dice Calle 13. Hay que cambiar el chip, resetear ciertos hábitos. Un mes viajando en transporte público se lleva una parte sustancial de un presupuesto ajustado. A no ser que tengas que recorrer distancias kilométricas, usa tu fuerza motriz: hay servicios de préstamo de bicis en muchas ciudades y los hipsters han ayudado a extender la cultura de las dos ruedas. Eso hace que cada vez sea más fácil compartir la vía con coches y peatones. La alternativa es andar. Pasear es bueno para relajarse, mejora el estado de ánimo, es saludable y además es gratis. Y si necesitas sí o sí el transporte público porque vives muy lejos del campus, consulta si tu universidad ofrece becas por desplazamiento. Siempre hay opciones low cost.

En un cerdito o en una cuenta, pero ¡guarda, guarda!



Si has seguido el punto anterior, piensa cuánto te habría costado un abono de transportes mensual o cuántos taxis no has pagado para volver a casa un sábado por la noche. Como te lo has ahorrado -y también el gym- resérvalo para emergencias. O para fotocopias. Piensa que es un gasto con el que cualquiera cuenta pero sin el que tú has podido sobrevivir, así que se traduce en dinero disponible para otras cosas, siempre que lo guardes. Otra forma de ahorrar: prueba el reto de las 52 semanas. Como te diría un padre o el sabio refranero español, “el que guarda siempre tiene” y “mucho quita y poco pon, pronto se acaba el montón.”

Aprende a cocinar



¿Crees que una economía familiar se sostiene a base de comidas to take away? ¿De kebabs como cena/desayuno? ¿De comer bocatas en el bar? No. El secreto es comprar la materia prima (mejor en mercados), no pagar porque alguien nos la haga o la envase. No se trata sólo de saber cocinar, sino también de saber comprar. Todo lo envasado listo para consumir siempre será más caro que si compras los ingredientes por separado, porque cunden mucho más. Llena tu nevera de básicos. Claro que tienes que saber qué hacer con ellos... Arguiñano te lo dirá.

Fórmate gratis



Seguramente habrás oído hablar de los MOOC. Los Cursos Online Masivos en Abierto están de moda. Es formación gratuita (sin titulación, pero útil para adquirir habilidades de cara a un futuro trabajo) impartida online por universidades de todo el mundo, en las que el alumno aprende solo, contando con recursos (temario, referencias, vídeos…) y puede ser evaluado. Existen plataformas como MIriada X, que se dedican a recopilar esta oferta formativa: desde Historia del Documental hasta Cómo ser entrenador de fútbol. También puedes echarle un ojo al catálogo de OCW (Open Course Ware) que ofrece la UNED. Sin matrícula y gratuitos, pero sin créditos, claro..

Apunta todos los gastos



Es muy útil llevar un registro de lo que gastas. Haz un presupuesto o una previsión de gastos. ¿Qué gastos fijos tienes? Así podrás tener claro por dónde se escurre el dinero, cuando de repente recuerdas haber sacado un billete de 20 euros que parece haberse evaporado. Si lo apuntas todo, todo cuadra. Es importante ser constante: en los “gastos de bolsillo” es donde más dinero se “pierde”: que si un café, que si unas cañas después de clase, que si una entrada de cine… Parecen gastos superfluos pero es un suma y sigue sin control. Y es cuando te preguntas qué fue de los 20 euros.

Controla el cash



Lleva el dinero justo encima y evita pagar todo con tarjeta. O también puedes instalar en tu móvil BBVA Wallet e ir guardando los recibos de cada compra que hagas tan sólo haciendo una foto con tu smartphone. Pero recuerda que la tarjeta está bien para usos concretos: en tu caso, te merecerá la pena que esté asociada a una cuenta como la de blueBBVA, sin comisiones, pago móvil y promociones especiales. .

Soy estudiante, hazme un descuento


Explota tu condición. Eres estudiante y tu presupuesto es limitado. Te mereces un precio adaptado a tu realidad económica. El carné de tu universidad es una especie de llave mágica de acceso a la cultura: museos y cines, por ejemplo, tienen tarifas especiales para estudiantes. Algo que también puedes conseguir con el Carné Joven y el Carné Joven Europeo (expedido por cada comunidad autónoma), con el que tendrás acceso a descuentos en los billetes de autobús o de tren, en restaurantes o en espectáculos culturales. Y, como el resto de la humanidad, busca cupones descuento y abónate al día del espectador.

A la rica rebaja



Hay un momento en el año para comprar cada cosa. Los días sin IVA o el Black Friday (en USA y cada vez más en nuestro país, el viernes después del cuarto jueves de noviembre) son perfectos si necesitas renovar tecnología (ordenadores, discos duros, impresora, móvil...). Muchas marcas ofrecen grandes descuentos ese día en la red. Si necesitas ropa, espera a enero o junio. Lo mejor es hacer una lista y respetarla. Si se te antojan caprichos, piensa si realmente lo comprarías aunque no estuviera rebajado.

¿Ya sabes si tienes derecho a una beca?


Eso contribuiría muy favorablemente a tu vida universitaria. Ya vas justo de tiempo, pero aún llegas para solicitar algunas. En Blue Magazine te hemos ofrecido este mes un completo artículo con muchísima información al respecto. En cualquier caso, pregunta directamente en tu universidad si cuentan con ayudas especiales (por ejemplo, para estudiantes desplazados) o cuál es su programa de becas por expediente. Si no llegas para este año, podrás prepararte de cara al siguiente currándote un buen expediente.

Asegura algún ingreso


Lo normal es que vivas gracias a que tus padres apuestan por ti y tu formación. Pero está bien dar algo a cambio. No son pocos los estudiantes que buscan algún trabajo compatible con la uni con el que sacar algún ingreso, aunque sea para el dichoso abono de transportes o para tener que pedir lo justo en casa. Sabemos cómo está el panorama, pero hay que tirar de ingenio. A lo mejor puedes dar clases por horas. O pasear perros. O ser camarero los fines de semana.

Si sigues todos estos consejos te garantizamos que tu economía resistirá los embistes de fin de mes. Se trata responsabilizarte en la medida que puedas de tu economía, aunque sabemos que no podéis -por mucho que queráis-ser independientes en este sentido. Pero al menos conseguiréis estirar vuestro dinero y que vuestra aventura universitaria sea divertida, apasionante, estimulante… pero un poco menos cara.

Imagen | Pixabay
BBVA

Configuración de cookies

Las cookies pueden ser importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies analíticas para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Puedes aceptarlas en esta misma ventana o configurarlas y/o rechazarlas en el Panel de Configuración.
No hemos cambiado nada, solo queremos ser transparentes y responsables contigo, igual que lo somos con tu dinero.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias) Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Consultar

Nombre Duración
aceptarCookiesIndica si el usuario ha aceptado la política de cookies.
s_ccSesión
s_fidPersistente
s_nrPersistente
s_sqSesión
utag_mainPersistente
sc_pagenameSesión
No quiero cookies de Analítica

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Con tu selección no podemos ofrecerte una mejora continua en la experiencia de navegación.

Ver listado completo de este tipo de cookies

Denominación Titular Tipología Duración Finalidad
s_cc Adobe Analytics Analítica Sesión Determinar si las cookies están activas
s_sq Adobe Analytics Analítica Sesión Funcionalidades ClickMap/ActivityMap
s_vi Adobe Analytics Analítica 5 años Marca de fecha y hora del identiticador de visitante único
s_fid Adobe Analytics Analítica 5 años Marca de fecha y hora del identiticador de visitante único alternativo, respaldo de s_vi
AMCV_###@AdobeOrg Adobe Analytics Analítica 2 años ID de visitante único que se usan en las soluciones de Marketing Cloud
AMCVS_* Adobe Analytics Analítica Persistente ID de visitante único que se usan en las soluciones de Marketing Cloud
s_nr Adobe Analytics Analítica 2 años Determinar el número de visitas de usuario
s_invisit Adobe Analytics Analítica Sesión Determinar si el visitante es nuevo o repetido
s_vnum Adobe Analytics Analítica 15 días Determinar si el visitante es nuevo o repetido
demdex Adobe Analytics Analítica 180 días Crear y almacenar identificadores únicos y persistentes
dpm Adobe Analytics Analítica 180 días Crear y almacenar identificadores únicos y persistentes
dextp Adobe Analytics Analítica 90 días Recordar la última vez que se hizo una sincronización de datos
d_cid BBVA Analítica Persistente Cookie utilizada por BBVA.COM para almacenar información de personalización de contenidos.