Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Te crees moderno pero hablas igual que tu tatatarabuelo. 29 palabras que tienen su historia
Te crees moderno pero hablas igual que tu tatatarabuelo. 29 palabras que tienen su historia


"¿Me pasas la chupa? Mola. Tengo frío hasta en los pinreles y me moquea la napia"
.

Quizá este tipo de expresiones que aparezcan muy modernas y que se utilizan sólo entre los jóvenes como tú, pero lamentamos comunicarte que esto no es así. Todas estas palabras no tienen nada de modernas, sino que son más antiguas que comer.

La moda va por ciclos, y el uso de determinadas palabras castizas también. Aunque al cabo del tiempo algunas dejan de ser populares, lo cierto es que hay palabras que nunca deberíamos dejar de utilizar.

Javier Bezos, del equipo de Fundéu, explica que algunas de estas palabras son regionalismos que de repente pasan a utilizarse más ampliamente y que, incluso, pasan a ser palabras juveniles porque no son habituales en el uso formal o normal de la lengua. Éstas son nuestras 31 candidatas:



Chupa

Como sinónimo de abrigo. Ya aparece reflejada en el primer diccionario de la academia de la lengua, por lo que no tiene nada de nueva ni de moderna.

Aunque seguramente el tipo de abrigo al que se referían cuando hablaban de chupa allá por el siglo XVIII no tiene nada que ver con el tipo de prenda que nos imaginamos en estos momentos, pese a que el uso de esta palabra "se prolonga a lo largo de los siglos", según Bezos.

Jeta
Si eres un jeta, eres un caradura, aunque jeta, así solo, es la cara.

Vareta
Utilizada normalmente en la expresión irse (o estar) de vareta, es una manera algo peculiar de decir que alguien tiene diarrea.

Mogollón
Es una palabra que está en el Diccionario desde hace mucho tiempo, pero en su momento significaba meterse donde a uno no le llamaban y ahora se utiliza como sinónimo de una barbaridad, de mucho. Vamos, que su significado ha cambiado mogollón.

Fetén

Hay que ser muy del barrio madrileño Chamberí para utilizar fetén cuando quieres referirte a algo bueno, estupendo o excelente. "Conocí a una chica fetén".

Pinrel
Como nos informa la propia RAE, la Academia recoge pinrel por primera vez en 1936 en la 16.ª edición del DRAE, procedente del caló pinré.

El término lo documenta ya en 1895 Elías Zerolo en su Diccionario enciclopédico de la lengua castellana (París, Garnier hermanos).

La variante pinré se atestigua en 1853 en Ramón Joaquín Domínguez (Diccionario Nacional o Gran Diccionario Clásico de la Lengua Española, Madrid-París, Establecimiento de Mellado, 5.ª ed.) y en 1896 en Rafael Salillas (El delincuente español. El lenguaje. Estudio filológico, psicológico y sociológico, con dos vocabularios jergales, Madrid, Librería de Victoriano Suárez).

Petar

Algo parecido ha pasado con la palabra petar. Al principio petar significaba gustar, pero lo cierto es que ahora ha ido variando mucho en su significado, y lo utilizamos para expresar que nos gusta mucho (este tema lo está petando en las pistas de baile) o todo lo contrario (el ordenador no me peta o ha petado).

Gayumbos
No hay calzoncillos más cool que unos gayumbos. Y lo sabes.

Pasta (todo por la)
No nos referimos ni a las masas, ni a los macarrones, ni al carácter de la gente. Si tu padre aún no te ha dado el dinero de la paga, dile aquello de "dame la pasta".

Peluco
No es el masculino del pelo falso, sino que si tienes mucha pasta es posible que luzcas un buen peluco en tu muñeca cuando te pregunten qué hora es.

Napia

Nariz de una persona, especialmente cuando es muy grande. Se puede utilizar también en plural con el mismo significado que en singular.

La RAE nos informa que el término lo documenta ya en 1896 Emiliano de Arriaga en su Lexicón etimológico, naturalista y popular del bilbaíno neto, compilado por un chimbo como apéndice a sus vuelos cortos. (Bilbao, Tipografía de Sebastián de Amorrortu).

La Academia lo recoge por primera en 1936 en la 16.ª edición del DRAE.

Piltra
Puede que no conozcas a la familia Telerín ni al posterior Casimiro, pero eran unos personajes muy entrañables que mandaban a la piltra a dormir a tus tíos mayores.

Jamar
Del caló jamar, lo utilizamos como sinónimo de comer, cortar, triturar.

Se documenta en 1853 en Ramón Joaquín Domínguez (Diccionario Nacional o Gran Diccionario Clásico de la Lengua Española, Madrid-París, Establecimiento de Mellado, 5.ª ed.) y en 1896 en Rafael Salillas (El delincuente español. El lenguaje. Estudio filológico, psicológico y sociológico, con dos vocabularios jergales, Madrid, Librería de Victoriano Suárez).

La Academia lo recoge por primera en 1914 en la 14.ª edición del DRAE.

Sobar

¿Qué haces cuando vas a la piltra? Pues sobar, dormir. ¿O no? Es otra de esas acepciones del caló que se recogen desde la edición más innovadora de todas las del diccionario, la 19ª (DRAE-1970), que recogió 23 gitanismos de nivel coloquial y vulgar del español.

Menda
Otra palabra que viene del caló y con el que designamos a la persona de la que hablamos. Mi menda, el menda, este menda... "No pienso ayudarles: menda ya no hace más favores".

Si quieres hablar de alguien cuyo nombre ignoras o quieres omitir, quizá utilices la expresión: ¿Quién era la menda que iba contigo?

Trincar
Bien sea porque has cogido algo que no era tuyo, bien porque estás tomando bebidas alcohólicas, trincar es una de esas palabras que parecen muy modernas y no lo son tanto.




Trena

Ojito, que si has trincado algo que no es tuyo puede que acabes en la trena. No te confundas, si alguien quiere meter a alguien en trena, lo que quiere hacer es meterle en cintura.

En verdad
En verdad te digo que esta expresión se utilizaba incluso en tiempos de la Biblia y cayó en desuso hasta que los más jóvenes han decidido volver a utilizarla.

De verdad te lo digo. En verdad es cierto, y así lo confirma Javier Bezos de Fundéu.

Talego
El talego, en estas expresiones coloquiales, puede ser tanto la cárcel como dinero cuando se utiliza junto al verbo tener.

Cuando las pesetas existían, un talego también era un billete de mil.

Chachi
Como poco, esta palabra viene de los años 40. A nosotros nos sigue pareciendo chachi y estupendo que podamos utilizarla, aunque a algunos les suene cursi.



Pirar

Coloquialmente, hacer novillos, faltar a clase, picarse clase, fugarse, irse.

También podemos utilizar la expresión pirárselas que, tal y como nos recuerda la RAE, es una expresión coloquial. Esta se documenta en 1853 en Ramón Joaquín Domínguez (Diccionario Nacional o Gran Diccionario Clásico de la Lengua Española, Madrid-París, Establecimiento de Mellado, 5.ª ed.) y en 1896 en Rafael Salillas (El delincuente español. El lenguaje. Estudio filológico, psicológico y sociológico, con dos vocabularios jergales, Madrid, Librería de Victoriano Suárez).

La Academia lo recoge por primera en 1970 en la 19.ª edición del DRAE.

Piños
Quizá esta palabra deriva del francés pignon, que significa muela. Nosotros, por piños, entendemos cualquier diente.

Pedo
Si alguien se ha agarrado un buen pedo, ya sabemos que tiene una buena borrachera. Quizá porque en México y San Salvador utilizan esta palabra para hablar de fiesta, aquí hemos llevado su utilización cuando hablamos de alguien vuelve de una fiesta ebrio perdido.

Cuesco
Expresión o voz onomatopéyica con la que nos referimos a las ventosidades, generalmente ruidosas, aunque en su primera acepción, el cuesco es el hueso de algunas frutas.



Pirado

Cuando alguien está mal de la azotea, y un poco loco, solemos decir que está pirado. Según el libro El origen de algunas expresiones cotidianas, dado que pirar es retirarse, irse o marcharse, al utilizarlo como adjetivo hablamos de aquel que tiene alterada la razón

Molar
Otra de esas expresiones que proviene del caló molar. Verbo que utilizamos coloquialmente para expresar que algo nos gusta, nos resulta agradable o estupendo.

Camilo Sesto ya lo cantaba: mola mazo.

Buga
Si a la marca alemana de automóviles fundada por el italiano Bugatti la recortamos un poco, nos queda esta palabra con la que castizamente hablamos de nuestro coche.

Biruji
¿Hay una forma más peculiar de hablar del viento frío que con la palabra biruji?

Fardar
Si quieres fardar y presumir de todas estas nuevas palabras y expresiones, ya sabes lo que te toca. Parecen palabras modernas pero ya ves que no es así.
También te
recomendamos
Cultura
El color de 2018 es Ultra Violet, ¿pero sabes cómo elige Pantone su color del año? Cuéntame más
Cultura
No todo son challenges y tags: estos youtubers son auténticos creadores de contenido Cuéntame más

Cuéntanos algo





Hazte Cliente Acceder