Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

InterRail 'low cost': estos son los países más baratos para viajar en 2016
InterRail 'low cost': estos son los países más baratos para viajar en 2016


Si a Europa se le conoce como “el viejo continente”, rápido se nos viene a la cabeza uno de sus medios de transporte más antiguos. ¿Averiguas cuál es? Sí, es el tren. De hecho, es probable que se te haya venido a la cabeza la palabra “InterRail”, para muchos es sinónimo de “aventura”, pero la verdad, pocos lo conocen correctamente.

Lejos de ser una modalidad nueva, InterRail ya tiene casi 45 años de historia, y te permite, como bien sabemos, saltar de tren en tren para conocer hasta 30 países europeos. Es probable que no te dé tiempo de recorrerlos todos, pero conoce algunos consejos para descubrir algunos, al menos, los más low cost. ¿Empezamos el viaje?

Interrail o cómo viajar low cost

Imagina volver a 1972. Fue entonces cuando los trenes europeos dan la oportunidad a los jóvenes de entonces (menores de 21 años), que ahora no serán tan jóvenes, a poder viajar por toda Europa en segunda clase por un precio económico. De esta forma pretendían que estos jóvenes aprendieran y maduraran en un viaje de un mes con total libertad para elegir el itinerario.

Cuatro décadas después, y con muchas más posibilidades para este tipo de viajero sobre la mesa, el concepto sigue tan vivo como entonces, permitiendo movernos hasta por una treintena de países europeos e incluyendo el tránsito marítimo entre Italia y Grecia. ¿No es magnífico?



Atentos al esquema que se sigue porque es bien sencillo. Los viajeros pueden elegir por pases, concretamente entre el Global Pass y el One Country Pass. El primero, desde 200 euros, te permite viajar por países que se hayan adherido a este programa, tales como Alemania, Dinamarca, Finlandia o Grecia, entre otros. Con el segundo, desde 42 euros, se puede descubrir un solo país, pasando por las ciudades que lo componen.

Y si hablamos por edades, dentro del pase para adultos, InterRail ofrece el clásico pase 'Youth Pass' (ya para menores de 26 años) y el 'Senior Pass', destinado a personas mayores de 60 años. Los viajeros de 12 a 25 años obtienen un 25% de descuento, los niños de hasta 11 años de edad pueden viajar gratis. Y atentos, solo pueden utilizar un pase InterRail los ciudadanos europeos y residentes oficiales. Los ciudadanos no europeos pueden utilizar un pase Eurail en su lugar, disponible en Eurail.com.

Pero ¿compensa realmente comprar alguno de estos abonos? Realmente sí. Bien es cierto que hay veces que viene mejor hacer los viajes sueltos sin tener que adquirir este pase InterRail del que venimos hablando, pero en el caso de hacer un viaje largo donde tengamos que desplazarnos mucho, la cosa cambia, y es preferible hacerse con uno de estos abonos citados.


Consejos para irse de InterRail

En internet encontrarás miles de consejos acerca de cómo debes gestionar tu InterRail. De hecho, varios son los aspectos que debemos contemplar: desde el presupuesto, al timing, o los documentos oficiales que debemos portar, entre otros.

En primer lugar hablaremos de lo que más nos puede preocupar: ¿cuánto nos vamos a gastar? Depende del presupuesto de cada uno. Hay que tener en cuenta que no solo adquirimos el pase del InterRail, sino que además deberemos hospedarnos, comer, visitar museos, salir de fiesta, etc. Si bien hay presupuestos no aptos para todos los bolsillos, sí hay que reconocer que es necesario tener un margen para no andar mendigando a mitad del viaje.

Respecto al timing, es importante organizar el viaje con tiempo. Aún quedan varios meses antes de que llegue el verano, la época en la que más desplazamientos de este tipo se realiza. Por lo que ir organizando ya tu viaje no es para nada descabellado. Ten presente que también necesitarás billetes de avión (para aterrizar en el destino desde donde partirás) y muchas de las habitaciones en las que te vas a hospedar ahora mismo están libres.



De la misma forma, desde su página web, también recomiendan que nos bajemos la app ‘Rail Planner’. En ella podemos ver los horarios de los trenes, sin tener que hacer reserva previa. Y apuntan lo siguiente: “sabemos que prefieres gastar tu dinero en momentos inolvidables y no en reservas de tren. Aunque la mayoría de los trenes de alta velocidad exigen una tarifa de reserva, por lo general es posible buscar una ruta alternativa. Esto suele implicar elegir un tren más lento, pero permite ahorrar gastos adicionales y suele contribuir a la aventura”.

Se va acercando el día en el que comenzará la aventura y conviene que tengas presente los documentos oficiales que son indispensables. Los más importantes son dos: el Documento Nacional de Identidad (DNI) y la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE). Si te olvidas de ellos, ya estás perdido. Respecto al equipaje, trata de que éste sea lo más ligero posible. Tu mochila es la extensión de tu cuerpo, y cargar con mucho peso es un esfuerzo innecesario.

Además, todo lo que te puedas comprar en el país que visitas puede suponer una ventaja, para no ir cargando con ellos todo el viaje: crema solar, pasta de dientes, gel o champú… Si vais en grupo, podéis hacer un “bote” común y el ahorro será más que considerable. Y un elemento que se va a convertir en imprescindible son las pinzas, para poder colgar la ropa que laves y que puedas reutilizar sin necesidad de llevar una muda para cada día (recuerda que debes lavarla de vez en cuando).

Estos son los países para el InterRail



Si nos vamos a las estadísticas, Francia, Italia y España son tres de los países más visitados con un pase Interrail. Pero son, como sabemos, unos de los países más caros. Eso sí, también dependerá de cómo te “lo montes”.

Si hablamos por trayectos, los más recurrentes son Berlín-Praga, Hamburgo-Copenhague, Praga-Viena, Budapest-Viena y Ámsterdam-Róterdam. Les sigue Niza-Ventimiglia, única línea en el sur de Europa entre las 10 más frecuentes. ¿Y las ciudades más visitadas? Berlín, Praga, Copenhague, Viena y Ámsterdam.

Ya hablamos de Europa y la economía para estudiar en este post, pero nosotros hablamos aquí de una estancia mucho más corta en el tiempo. Si hablamos de estancias, que es en lo que se va gran parte del presupuesto, podemos empezar haciéndolo por los albergues juveniles, considerados por muchos la manera más económica de pasar la noche. Para ello, obtén tu carnet de alberguista, que supone una considerable rebaja en aquellos albergues que lo aceptan. Según un estudio de HostelWorld.com, los mejores de Europa están en Portugal, concretamente en Lisboa, y en Cracovia (Polonia).



Otra opción es dormir en el tren. Para ello habrá que tener presente qué destinos nos permitirán viajar toda la noche para poder dormir en el tren sin necesidad de hacer trasbordo. Por ejemplo, sería posible hacerlo en un Amsterdam-Munich (con reserva de asiento) y Praga-Budapest (sin reserva de asiento), ya que disponen de trenes nocturnos. Si se prefiere dormir en un colchón confortable, o incluso en un sofá, y no pagar por ello, siempre se puede recurrir al couchsourfing.

Otro aspecto a tener en cuenta son los días que tengamos y el número de billetes. De ser así, se podrá pasar de dos a tres días por ciudad visitada. Por ejemplo, una ruta con Global Pass de 22 días con 10 billetes podría incluir Amsterdam, Munich, Berlín, Praga, Budapest, Viena, Salzburgo y, finalmente, Milán.

Si hablamos de países low cost, podemos mencionar varios. Se puede empezar hablando de Bulgaria, concretamente Sofía, que es uno de los destinos con los precios más económicos del continente. Aquí hay habitaciones entre los 6 y los 30 euros por noche. También comer es económico, por unos 5 euros.

Si miramos a Grecia, aunque tengamos la idea de que es un país caro, podemos alojarnos por 10 euros la noche. No así en Atenas, donde el precio sube un poco, pero también hay habitaciones por 15 euros. Cuenta con playas gratuitas y comidas por unos 7 euros.



Si volvemos la vista a Polonia o Letonia, el panorama no es muy distinto. En Varsovia, por ejemplo, una noche de hotel para dos personas en un 4 estrellas no te costará más de 50 euros. También podrás comer un buen menú por unos 6 euros o degustar una cerveza de la zona servida en una jarra de medio litro por menos de 2 euros. En Riga, gastarás una media de 9 euros por comer en un local en pleno centro de la ciudad.

Igual que en Hungría, que es posiblemente uno de los más baratos. Podemos encontrar habitaciones, sin lujos, por unos 5 euros la noche y por unos 4 euros se puede comer y beber sin problemas. Además su ubicación céntrica en Europa lo hace un destino fundamental desde incluso el que partir, para poder movernos por los países de alrededor.



En todos estos sitios, nada mejor que movernos con transporte público o bicicleta. También puedes visitar una serie de museos y atracciones gratis en algunas ciudades, a tener muy en cuenta cuando hacemos turismo. Por ejemplo, Londres tiene una excelente selección de museos y atracciones para visitar, sin cargo alguno. En otras ciudades, como Copenhague, la entrada es gratis una vez a la semana.

En cualquier caso, cada país tiene sus particularidades. Estos que hemos señalado son, grosso modo, los más económicos, aunque es probable que haciendo una búsqueda más exhaustiva puedas encontrar otras “gangas”. En cualquier caso, la clave no es tanto el dinero, que también, sino las ganas de vivir una aventura. ¡Suerte!

Imagen | Fuse; frankfl; Thanasis Geo; Dennis Jarvis
También te
recomendamos
Viajar
Con estas guías di adiós a ir de turista despistado y diviértete como un local Cuéntame más
Viajar
¿Planeando vacaciones en otoño? 9 Instagrams para viajar con la caída de la hoja Cuéntame más

Cuéntanos algo