Background Image

Estas son las preguntas (y las respuestas) más difíciles en una entrevista de trabajo

 
Artículo / Trabajar

Estas son las preguntas (y las respuestas) más difíciles en una entrevista de trabajo

¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Y tus puntos débiles? ¿Dónde te ves dentro de 5 años? ¿Qué puedes aportar tú a este puesto y a esta compañía?

Son algunas de las cuestiones más recurrentes que pueden hacerte en cualquier entrevista de trabajo. En Internet puedes encontrar mucha literatura sobre cuáles son las típicas preguntas en un proceso de selección de personal y cómo responderlas, de manera que podrás ir preparado para este tipo de interrogatorio.

Pero, ¿qué pasa cuando te preguntan algo insólito o que no te esperas?

El mito de las preguntas de Google

Seguro que en más de una ocasión has podido leer o escuchar acerca de las preguntas que, supuestamente, tenías que ser capaz de superar si querías entrar en compañías como Google.

Aunque parece que en su momento sí que se utilizaron este tipo de preguntas enrevesadas, lo cierto es que fuentes de Google nos confirman que, desde hace por lo menos casi 10 años, ya no se plantean cuestiones como las que han hecho engrandecer este mito.

Sin embargo, Google no es la única que puede plantearte preguntas, cuando menos, curiosas. Hemos preguntado a amigos y colaboradores de este espacio y éstas son algunas de las preguntas más raras por las que han tenido que pasar algunos entrevistados en la vida real en sus procesos de trabajo.

¿Matarías a tus padres?

en algunos casos la respuesta es irrelevante. Lo que cuenta es tu reacción

Algunas formulaciones pueden ser tan extrañas como preguntar por actitudes suicidas, asesinas o psicópatas. Preguntas como si has pensado en matar a tus propios padres o si tienes sentimientos homicidas hacia la sociedad son reales.

Realmente no quieren saber si eres capaz de matar a alguien, sino qué tipo de personalidad tienes. Los psicópatas son personas manipuladoras, impulsivas pero que, al mismo tiempo, son capaces de asumir riesgos. Y, además, no les acompaña la inteligencia emocional, puesto que no suelen tener remordimientos ni les importa hacer daño.

Aunque sea una manera un tanto rebuscada, con tu respuesta pueden concluir si harías cualquier cosa por llegar hasta tu meta, sin importar los daños colaterales y obviando cualquier tipo de lealtad a tus compañeros o superiores.

¿Cuántos palillos caben en el Titanic?

Si tu trabajo tiene algo que ver con las ingenierías o las matemáticas, es bastante probable que te enfrentes a cuestiones a resolver como cuántas pelotas de ping-pong caben en un A320 o cuántos afinadores de instrumentos musicales hay en una determinada ciudad.

Evidentemente, los entrevistadores valorarán tu respuesta como síntoma de tu capacidad para hacer determinado trabajo.

hay varias formas de sortear elegantemente determinadas cuestiones personales que resultan impertinentes

En ocasiones, más que la respuesta correcta, con este tipo de preguntas se suele valorar tu habilidad para resolver problemas (al analizar rápidamente un problema y encontrar una solución), si tienes pensamiento crítico (si puedes ver el todo y no solo la parte, pensar con claridad y evaluar diferentes opciones), tus habilidades analíticas (incluyendo el cálculo mental), tu nivel de creatividad (aportando un enfoque innovador a los problemas), tu capacidad de improvisación y de trabajar bajo presión ante eventos no esperados.

Es decir, que la respuesta final suele ser irrelevante: es el proceso hasta llegar a ella lo que interesa al entrevistador.

¿Tienes los deberes hechos con los hijos?

Aunque hay determinadas preguntas que, en teoría, no son legales, lo cierto es que hay veces que se pregunta si tenemos/queremos hijos.

la relación que mantienes con compañeros y con el propio trabajo es otro de los trasfondos de algunas cuestiones

Evidentemente, cuando se plantean este tipo de cuestiones, aunque pueda ser de la manera más elegante y/o sibilina posible, el reclutador quiere ver si hay algún elemento de “distracción” o que va a hacer que no quieras pasarte las horas muertas en el lugar de trabajo.

Hay diversas formas de sortear, elegantemente, este tipo de cuestiones. Además, hay que tener fe en la condición humana. “Yo no creo en los directivos sin familia, tanto si se trata de un hombre o de una mujer. Los directivos efectivos tienen que desarrollarse íntegramente como persona y no renunciar a ningún aspecto de su vida personal”. Son palabras de José Manuel Morán, Consejero de Abertis Telecom.

Si te preguntan por cuestiones como si tu pareja se sentiría celosa si tuvieras un affair con tu jefe, probablemente quieren saber tu nivel de fidelidad. Además, hay empresas en las que no está bien visto que compañeros de trabajo lo sean también en su esfera privada.

¿Te levantas desesperado ante la idea de que tienes que ir a trabajar?

Hay quienes incluso en un test previo de tipo psicológico a cumplimentar por escrito se les preguntaba sobre sus sentimientos a la hora de levantarse sabiendo que hay que ir a trabajar. En esta misma línea, pueden abordarte sobre cosas como qué echas de menos del trabajo cuando estás de vacaciones.

Es una manera de saber cómo el trabajo se relaciona con la vida personal y privada. No se trata de decir que lo pasas fatal cuando estás de vacaciones. Los entrevistadores quieren saber cómo recargas tus baterías. Evidentemente, puedes hablar de aquello que te gustan más en el trabajo (como la colaboración con los compañeros).

Por sus preguntas los conocerás...

Así pues, muchas de estas cuestiones extrañas que se te plantean (Vamos a montar un parque de atracciones en la luna, ¿a favor o en contra? ¿Estás orgulloso de tu apellido? ¿Qué preferirías, ser conductor de tren o torero?) son una simple manera de ver cuáles son tus reacciones y tus respuestas ante preguntas insólitas.

Eso sí, hay veces que por el tipo de preguntas también puedes saber (¡y mucho!) con qué tipo de empresa estás hablando. “Una vez me preguntaron si no me importaría cobrar la mitad en negro y fingir que no trabajaba allí si me pillaba un inspector en la oficina por las tardes”. No hay mucho más que añadir...

También te recomendamos

¿Puede ser la revisión del currículum a ciegas el fin de la discriminación laboral?

Un currículum en el que no se identifique al candidato por su edad, sexo o raza podría ser la forma de instaurar un proceso de selección realmente imparcial.

Cómo, cuándo y por qué pedirle (con éxito) un aumento de sueldo a tu jefe

Si te gustaría cobrar más dinero en tu puesto de trabajo, quizás ha llegado el momento de hablarlo con tu jefe. Te damos algunas pautas para hacer esta petición con éxito.

Cuéntanos algo