Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Europa va a estar unida por 70.000 km para bicicletas
Europa va a estar unida por 70.000 km para bicicletas

Una de las formas más divertidas de viajar es en bicicleta: además de cuidar tu salud pedaleando, que nunca está de más, descubrirás nuevos lugares y caminos que es muy posible que te pierdas si realizas tu viaje con otros medios más “convencionales”. La bici está de moda, sobre todo en Europa, y podemos aprovecharlo para viajar a través de Eurovelo.

Eurovelo es un novedoso proyecto de la Federación Europea de Ciclistas que pretende recorrer la mayor parte de Europa a través de 15 grandes rutas de larga distancia que conectarán 42 países y que se pueden recorrer en bicicleta. El proyecto ya está en marcha en varios países y, cuando esté completado previsiblemente en 2020, contará con más de 70.000 kilómetros para recorrer con nuestras amigas de dos ruedas. ¿Quién se va a resistir a hacer deporte y turismo en estas condiciones?

¿Cuáles son las grandes rutas?

Este enorme proyecto en el que están involucrados la mayoría de países europeos estará formado en principio por 15 grandes rutas que cruzarán Europa de norte a sur y de oeste a este. Cada ruta tiene un kilometraje distinto y recorre diversos países, de modo que podemos escoger una ruta más corta y cercana a nuestro país si es la primera vez que probamos esta forma de hacer turismo, e ir avanzando hacia rutas más largas y lejanas.

España está previsto que albergue parte del recorrido de tres rutas muy atractivas:

  • La ruta atlántica: la más larga de todas las rutas, con 8.196 kilómetros,  parte desde el Algarve, en Lisboa, y se dirige hacia el norte pasando por Mérida, Salamanca y Pamplona. Desde allí sube por la costa atlántica francesa y cruza el canal de La Mancha para llegar a las islas británicas, con parte de su recorrido en Irlanda y en Gran Bretaña. Mientras que la totalidad del recorrido en tierras francesas y una parte del que se encuentra en territorio inglés e irlandés ya está construido, la parte española y portuguesa aún debe esperar.

  • La ruta de los peregrinos: un enorme “Camino de Santiago” de más de 5.000 kilómetros que partirá de la ciudad noruega de Trondheim para llegar hasta Santiago de Compostela atravesando Suecia, Dinamarca, Alemania, Bélgica y Francia. Una monumental ruta que enlaza con el camino francés hacia Compostela y que tiene su meta en la tumba del apóstol pasando por ciudades tan míticas como Hamburgo, Bremen, París, Tours y Burdeos.

  • La ruta mediterránea: once países conforman esta ruta de casi 6.000 kilómetros que parte desde Grecia y recorre los países costeros mediterráneos para terminar en Cádiz. Una ruta ideal para realizar en primavera o verano y disfrutar de las eternas playas mediterráneas, acompañados por el sol y degustando la rica gastronomía de países como Italia o Croacia. El recorrido entre Venecia y Turín ya está construido, mientras que el resto de kilómetros están en proyecto.

Otras de las rutas que merecen mucho la pena son la ruta de las capitales (desde Galway hasta Moscú), la ruta del sol (6.000 kilómetros desde Noruega hasta Malta) o la ruta del telón de acero (de Noruega a Turquía).

La ruta más asequible si hablamos de kilómetros es la ruta del Rhin: en total 1.320 kilómetros que atraviesan Suiza, Francia, Alemania y los Países Bajos. Puede ser un buen punto de partida para comenzar nuestro periplo turístico en bicicleta.

¿Cómo son las rutas de Eurovelo?

Existen varias consideraciones para que una ruta ciclista pueda formar parte del recorrido de Eurovelo. Por ejemplo, el recorrido no podrá tener más de un 6% de desnivel o, en caso de que esto no sea posible, se debe ofrecer un transporte público alternativo. Las rutas deben ser de fácil recorrido, accesibles para todo tipo de ciclistas, y pueden ser de nueva creación o bien se pueden aprovechar aquellas que ya existen.

Además, las rutas deben ser lo suficientemente anchas y seguras como para que puedan pasar dos bicicletas, deben estar en zonas no demasiado transitadas por el tráfico de vehículos a motor, deben estar asfaltadas al menos en un 80% de su recorrido.

Todas las rutas estarán balizadas y debidamente señalizadas con señales especiales en las que se indicarán los kilómetros hasta la siguiente ciudad. Los avituallamientos deben encontrarse cada 30 kilómetros, los alojamientos cada 50 kilómetros, y el transporte público que acepte bicicletas cada 150 kilómetros.

Recorrer Europa en bici

Si hace unos años el turismo más de moda entre los jóvenes para conocer Europa era el interrail, el pase de tren que une 30 países europeos, quizás nos encontremos ante una nueva forma de aunar turismo y un deporte en auge que además nos puede llevar a una decena de países más.

Una de las ventajas de Eurovelo es que se favorece la interconexión de las rutas, de modo que muchas de ellas se cruzan en algunas ciudades. Así, importantes ciudades como Berlín, Praga o Varsovia se convierten en centros neurálgicos de esta red de bicicletas en las que los ciclistas pueden seguir la ruta desde la que han partido o escoger un itinerario nuevo en función de los lugares que se desean visitar o de los días de los que se disponga para viajar.

Esperamos que en 2020 estén ya todos los recorridos disponibles y que podamos recorrer todo nuestro viejo continente dando pedales de una forma ecológica y muy divertida.

Imágenes | iStock/Ivanstov, iStock/oneinchpunch, iStock/hut547

También te
recomendamos
Viajar
Con estas guías di adiós a ir de turista despistado y diviértete como un local Cuéntame más
Viajar
¿Planeando vacaciones en otoño? 9 Instagrams para viajar con la caída de la hoja Cuéntame más

Cuéntanos algo