Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ruta gastronómica por España: los 13 platos para probar este verano
Ruta gastronómica por España: los 13 platos para probar este verano

Después de la cuenta atrás, por fin llegó el día que has estado esperando durante todo el año. Empiezan las vacaciones de verano y, si no eres de los que se dirigen hacia rutas salvajes (y lejanas), tienes todo nuestro país para explorar y disfrutar. No hace falta coger un avión y cruzar los mares para unas vacaciones espectaculares. En España tenemos de todo: montañas, desiertos, volcanes, islas de clima subtropical, playas de agua cristalina, fiestas hasta el amanecer, tranquilidad rural y, sobre todo, buena comida.

Si hay algo que nos gusta es comer bien y descubrir nuevos sabores y hacer fotos #foodie para subirlas a Instagram (¿por qué no?). Así que tenemos buenas noticias: podrías recorrer la geografía española siguiendo una ruta de 13 platos para probar este verano: los más típicos y también algunos secretos bien guardados que tienes que conocer antes de que termine el buen tiempo. Tenemos carne, pescado, sopas, ensaladas y postres: un menú completo para un verano delicioso.

Empanada de zamburiñas de Vigo

Empecemos por el noroeste, en Galicia, una de las regiones más famosas por su gastronomía, especialmente por sus pescados y mariscos pero también por las empanadas y las carnes. No te vayas de Vigo sin probar la mezcla de dos manjares. Olvídate de las típicas empanadas de carne o bonito y atrévete con la empanada de zamburiñas, un marisco parecido a las vieiras (algo que también deberías probar) que se encuentra en la Ría de Arosa. Un sabor único en el mundo.

El pastel de oricios de Gijón

Sin dejar las costas del Atlántico, sigue disfrutando de los frutos del mar. Si en Galicia probabas las zamburiñas, en Gijón, te retamos a probar un ingrediente aún más raro y preciado: los oricios, o lo que también se conoce como erizos de mar. Durante años los oricios se han comido cocidos y crudos en las casas y sidrerías asturianas, ahora también los encontrarás en los restaurantes en forma de pastel tipo soufflé ligero y de sabor intenso. Recomendamos un vaso de sidra para acompañar.

La cecina de chivo de León

Seguramente habrás oído hablar la cecina de vaca, ese embutido que encabeza la lista de tapas en todos los bares y restaurantes del Barrio Húmedo de León. Además, lo más probable, hayas estado o no en la capital leonesa es que ya la hayas comido. Por eso, te proponemos un cambio: la cecina de chivo, sí, el macho de la cabra. La carne se ahúma con madera de roble y se cura al aire en León. ¿El resultado? Un embutido sabroso ideal para comer con pan y vino tinto mientras escapas del calor entre tapa y tapa.

El pincho de txangurro de Bilbao

El tapeo es, después del fútbol, el deporte nacional español. Aunque si lo practicas después de visitar el Museo Guggenheim, significa que estás en Bilbao y que en vez de tapas, vas a comer pintxos. Si preguntas a los habitantes de esta ciudad vasca, lo más probable es que te dirijan a El Globo para que pruebes el pintxo de txangurro (carne desmenuzada de centollo). En este bar de la calle Diputación lo hacen gratinado y dicen que es el mejor de toda la ciudad.

El goxua de Vitoria

Goxua significa dulce en vasco y, como te estás imaginando, es un postre. Fue creado en los años 70 por el pastelero Luis Sosoaga y en poco más de 30 años ha alcanzado el estatus de mito. ¿Y cuál es el secreto de su éxito? Una base de nata montada, una capa de bizcocho genovés y una última capa de crema pastelera caramelizada servidas en una cazuela de barro que han conseguido enamorar los paladares más exigentes. Si eres fan de la crema catalana, deberías probar el goxua.

El sushi de cocido de Madrid

El plato más conocido de la gastronomía madrileña no resulta muy adecuado para las altas temperaturas veraniegas de la capital del país. Sin embargo, siempre hay cocineros imaginativos trabajando para que podamos disfrutar de la tradición durante todo el año. En Teckel, un restaurante de lo más trendy en Avenida Concha Espina de Madrid, han conseguido reinventar el cocido en versión moderna y #foodie con aires orientales.

El xató de Sitges

Sitges es un pequeño pueblo costero en la provincia de Barcelona que no necesita recomendación su belleza, sus maravillosas playas y su increíble ambiente nocturno hablan por sí solos y atraen a miles de turistas cada año. A todo esto hay que añadirle que entre playa, paseos y fiesta podrás comer uno de los platos más apetecibles de la gastronomía catalana: el xató. Déjate seducir por esta ensalada típica de la comarca del Garraf a base de escarola, bacalao, atún, anchoas, aceitunas y salsa romesco (la misma que se utiliza para mojar los calçots).

El flaó de Ibiza

Si eres un party animal y lo tuyo son las playas de día y las discotecas de noche lo más probable es que ya tengas tus billetes de avión destino a Ibiza para este verano. Sin embargo, no solo de mar y fiesta vive el hombre, también hay que alimentarse adecuadamente y seguir las costumbres locales. Sobre todo, si son tan apetecibles como el flaó, un pastel de queso de cabra y oveja con aroma a hierbabuena. Si ha sobrevivido desde la Semana Santa medieval a nuestros días, por algo será.

La torrá de carne con alioli de Valencia

La lista de platos típicos valencianos mundialmente famosos es muy larga empezando por la paella (que incluso tendrá su propio Emoji) y terminando por la horchata con fartons pasando por las naranjas, la fideuá y el turrón de Jijona. Sin embargo, si preguntas a tus amigos valencianos seguramente te recomienden que te apuntes a una verdadera torrá de carne, la versión mediterránea de una barbacoa, en la que se hará carne a la brasa (principalmente cordero pero también, por ejemplo, careta de cerdo) que podrás comer con el famoso alioli.

El zarangollo de Murcia

La huerta de Murcia tiene fama de tener las mejores verduras del país y la verdad es que los murcianos no desaprovechan ni uno de sus ingredientes. Uno de los platos estrella de la región es el zarangollo, un revuelto de huevos, calabacín, cebolla y patata que te enamorará al primer bocado. Además, con que te fijes un poco y consigas buenos productos, es un plato que podrás repetir tú mismo en casa durante todo el año.

El salmorejo de Córdoba

Hay quien dice que nuestro país se divide entre los que hacen la tortilla de patatas con cebolla y los que la hacen sin. Nosotros creemos que la división está entre si te gusta más el gazpacho o el salmorejo. Podríamos alimentarnos todo el verano exclusivamente a base de estas dos sopas pero puestos a recomendar, te animamos a pasar por Córdoba y probar un buen salmorejo a base de pan, ajo, sal, vinagre, agua y tomate (menos verduras y más consistencia que el gazpacho). Después de esta parada gastronómica, podrás decidir tu bando con conocimiento de causa.

El espeto de sardinas de Málaga

En esta ciudad andaluza existe incluso una escultura en homenaje al espetero. Y es que no es para menos. Existen pocos placeres como comerse un espeto de sardinas hechas a la brasa en la arena de la playa. ¿Te lo estás imaginando ya? Las sardinas son un pescado de lo más sano, ideal para una cena al atardecer en la mejor compañía y una cerveza bien fría. Una razón más para volver cada año a la Costa del Sol.

Las lapas de Tenerife

Terminamos nuestra ruta gastronómica por la geografía española en Tenerife, la Isla de la Eterna Primavera. Para la mayoría de nosotros, las lapas son solo un molusco fuertemente pegado a las rocas marinas. Sin embargo, para los tinerfeños son todo un manjar que se sirve en todas partes: restaurantes, bares y chiringuitos de playa. La receta es de los más sencilla y resultona: lapas a la plancha con un mojo de aceite, ajo y cilantro. La vida (y las vacaciones) se pasan mejor comiendo bien.

También te
recomendamos
Cultura
El color de 2018 es Ultra Violet, ¿pero sabes cómo elige Pantone su color del año? Cuéntame más
Cultura
No todo son challenges y tags: estos youtubers son auténticos creadores de contenido Cuéntame más

Cuéntanos algo





Hazte Cliente Acceder