Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lo llaman distorsión del tiempo, pero no es el único efecto (negativo) de navegar por Internet

Lo llaman distorsión del tiempo, pero no es el único efecto (negativo) de navegar por Internet

computer bed night dark

Cuando nos conectamos a internet, no siempre somos conscientes de que nos adentramos en un mundo donde el tiempo pasa más deprisa. No solo eso, sino que además nuestro comportamiento llega a ser muy distinto a la forma en la que nos comportamos en el entorno 1.0. (en el que nos movemos habitualmente).

Este viaje al «mundo digital» favorece una serie de comportamientos que pueden no ser beneficiosos si no se tienen en cuenta. ¿Qué perjuicios tiene el “enganche virtual”? ¿Qué comportamientos anómalos existen relacionados con la tecnología?

Los efectos (no siempre buenos) de navegar por Internet

La ciberpsicóloga forense Mary Aiken habla de que vivimos en un "mundo hiperconectado" en su libro The Cyber Effect (2016). En él explica que "la tecnología se ha infiltrado en cada uno de los aspectos de nuestra vida". Asegura que todo "se amplifica", nuestras emociones y percepciones se transforman, tanto lo bueno ─el altruismo─, como lo malo ─la delincuencia.

En este sentido, especifica la especialista, nos volvemos mucho más vulnerables. Pero nuestra percepción es otra, es decir, nos sentimos menos indefensos a la hora de abrirnos a los demás.

Nos sentimos menos indefensos en internet y, sin embargo, somos muchos más vulnerables

No solo en el buen sentido del comportamiento. Comenta Aiken que nos deshinibimos tanto en los entornos digitales, que nos volvemos más proclives a ofender a los demás. Es lo que se conoce como “la ilusión del anonimato” que hace que pensemos que, al refugiarnos detrás de una pantalla, nos convirtamos en casi invencibles.

face girl computer

En este contexto, en el que disponemos de un estado mental menos inhibido, “las personas con ideas afines se encuentran más fácilmente", comenta la experta. "Si eres una niña de 13 años con un problema alimenticio, ¿cuáles eran las probabilidades de que conocieras a alguien con una condición similar antes de internet? Ahora con dos clics puedes encontrar a personas afines".

La distorsión del tiempo, ese gran problema

Llega la época de los exámenes y cada minuto estudiando cuenta. Cualquier estudiante puede estar de acuerdo (o no) con esta afirmación, pero lo que sí es real es que cuando navegamos por internet perdemos la noción del tiempo.

La psicóloga Ángela Arenas, siguiendo las pautas de Aiken, recomienda un ejercicio que podemos hacer todos: “Trata de desconectar el reloj de tu pantalla del ordenador y prueba a ser capaz de calcular el paso del tiempo. Es muy complicado, por no decir imposible”. Hay estudios que lo ratifican, como el llevado a cabo por psicólogos del Centro de Neurociencia Cognitiva y Sistemas Cognitivos de la Universidad de Kent, que afirmaron que tendemos a subestimar las horas que pasamos en redes sociales como Facebook.

Cuando navegamos por internet perdemos la noción del tiempo

“Hay un proceso similar al que ocurre con las drogas”, afirma Arenas, que asegura que “no solo perdemos la noción del tiempo, sino que también nos volvemos adictos a estar conectados a internet, repitiendo patrones como los drogodependientes, tales como la abstinencia”.

Problemas de autoestima y memoria

girl mobile smartphone

La soledad, los celos, la autoestima, en definitiva, se ven influenciados con la llegada de internet en general y las redes sociales en particular. Se potencian sentimientos como los celos y la envidia, dando lugar a lo que los expertos han denominado ‘Depresión Facebook’.

"No debemos demonizar a las redes sociales. Son un canal más de relación, pero no es el motivo por el que la gente se sienta en soledad", afirma Iván Guillén Cano

De hecho, comentan los expertos, aquellas personas con una alta dependencia a las redes sociales pueden tener repercusiones claras en su estado de ánimo. Sin embargo, esto no le ocurre a todo el mundo. Es decir, como apunta el experto en marketing digital Iván Guillén Cano, “no debemos demonizar a las redes sociales. Son un canal más de relación, pero no es el motivo por el que la gente se sienta en soledad”.

En esta línea, la psicóloga Arenas asevera que “necesitamos sentirnos reconocidos por otros para tener una buena autoestima, pero no podemos culpabilizar de este hecho única y exclusivamente a las redes sociales”.

Por su parte, la sobrecarga de información puede saturar nuestro cerebro, dificultando así la capacidad de atención, la filtración de datos y hasta nuestra memoria, tanto de corto como de largo plazo. “Conviene desconectar de vez en cuando, realizar otras actividades distintas, e incluso salir más. Nuestra mente, y nuestro cuerpo, nos lo agradecerán”, apunta Arenas.

Pero no todo es negativo

Según un estudio científico publicado en 2008, el uso moderado de la red puede mejorar nuestras funciones cerebrales, especialmente si se usan los motores de búsqueda como Google como herramientas de estimulación de patrones neuronales, algo que ayuda principalmente a los adultos mayores de edad.

google look for restaurant hands

¿En qué se traduce? En que la acción de buscar por Internet involucra una actividad cerebral compleja que, al ejercerla con prudencia, puede estimular favorablemente nuestras neuronas.

Debemos educar en el uso prudente de una herramienta ─Internet─ que ha llegado para quedarse

En cualquier caso, hay efectos negativos que hacen que tengamos que tratar internet con prudencia, reconociendo que estamos en un entorno distinto donde los patrones de conducta pueden cambiar sin darnos cuenta. Tampoco hay que culpabilizar al canal, simplemente basta con educar a las siguientes generaciones en el uso prudente de una herramienta que, ya de por sí, ha cambiado el mundo y que seguirá avanzando.

Imágenes | Jay Wennington; geralt; rawpixel; firmbee

También te
recomendamos
Tecnología
La neutralidad de la red está en peligro, no digas que no te avisamos Cuéntame más
Tecnología
La clave del éxito de la lista de Descubrimiento Semanal de Spotify Cuéntame más
Hazte Cliente Acceder