Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La neutralidad de la red está en peligro, no digas que no te avisamos
La neutralidad de la red está en peligro, no digas que no te avisamos

 

Cuando accedes a Internet, esperas poder conectarte con la misma velocidad y experiencia a cualquier sitio web o aplicación. Es más, ni te planteas que tu compañía de telecomunicaciones te permita acceder con más facilidad a El País que a El Mundo. Es  lo que se conoce como neutralidad de red.

 

Este concepto prohíbe a los proveedores de servicios de Internet acelerar, ralentizar o bloquear cualquier contenido, aplicación o sitio web.

 

En Estados Unidos existe la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), que se encarga de velar por la libre competencia en el país. El problema actual ha surgido a raíz de que algunas voces aseguran que el actual presidente de la FCC, Ajit Pai, quiere destruir la neutralidad de la red, lo que está generando una fuerte controversia y polémica.

 

Qué significa esto para ti

Si finalmente Estados Unidos decide acabar con la neutralidad de la red, esto podría afectar a todos los usuarios de Internet. Es decir, que tú también te verías afectado.

 

¿Cómo? El aumento de los precios para los consumidores es uno de ellos (los operadores podrían pedirte más dinero para acceder a determinados sitios en Internet). Las dificultades en el el acceso a determinado contenido es otra de las posibles consecuencias.

 

Imagínate que tu compañía de telecomunicaciones quiere impedirte que veas los vídeos de tu canal de YouTube favorito. Podría hacerlo poniendo piedras en el camino, estrangulando el tráfico en Internet, sin que tú tuvieras visibilidad del tráfico al que se le da prioridad.

 

Esto, a su vez, podría provocar que se dejase de acceder a determinadas páginas web si tardan mucho en cargar su contenido.

Precio y privacidad

Pero, más allá de subida de precios y tener que volver a sufrir conexiones más lentas, algunos expertos consideran que tu privacidad personal también puede sufrir las consecuencias del fin de la neutralidad de la red.

 

Si eres de los que usan redes privadas virtuales para proteger su privacidad, el fin de la neutralidad de la red es una mala noticia. Cuando usas estas VPN, tu actividad de navegación es invisible y evitas que otras personas pueden rastrearlas.

 

A cambio, las conexiones de Internet son más lentas porque las VPN crean un túnel cifrado para proteger los datos personales. ¿Te imaginas hasta qué punto irán aún más despacio si tu empresa de telecomunicaciones decide ralentizar y bloquear su uso?

 

Las tecnológicas, en contra

Las empresas de tecnología, entre ellas Airbnb, Alphabet (Google), Amazon, Dropbox, Facebook, Microsoft, Netflix, Twitter, Snapchat y Spotify, han puesto de manifiesto su desacuerdo con la posición de Pai. Consideran que las compañías de telecomunicaciones podrían obligar a las personas a pagar por conexiones más rápidas.

Algo que perjudicará a los consumidores porque los operadores tendrían la capacidad de los ISP para bloquear o "acelerar" el acceso de los usuarios a determinados sitios.

 

"Internet debe ser competitivo y abierto", dijo Google en una declaración inicial sobre el tema. "Eso significa que ningún proveedor de acceso a Internet debe bloquear o degradar el tráfico de Internet, ni vender [carriles rápidos] que den prioridad a determinados servicios de Internet sobre otros. Estas reglas deberían aplicarse independientemente de si está accediendo a Internet mediante una conexión de cable, un servicio inalámbrico o cualquier otra tecnología".

 

Las telecos, a favor

Sin embargo, las operadoras de Estados Unidos, como AT&T y Verizon, respaldan la decisión de la FCC. De hecho, han solicitado formalmente que se revoquen las reglas de neutralidad de la red de la era Obama.

Después de años de debate, incertidumbre y retrocesos, podemos estar ante el final de la historia de la neutralidad de la red. Pero eso no significa que las compañías de telecomunicaciones vayan a empezar a cobrar más inmediatamente por el hecho de que accedas a Facebook o a Spotify.

 

Con toda probabilidad, la próxima parada para la neutralidad de la red será en los tribunales. De hecho, la propia FCC cree que se enfrentará a una batalla cuesta arriba para que los jueces acepten sus nuevas reglas.

 

Fotos iStock | RohappyMladen ZivkovicGeorgeRudylittlehenrabiPoike

 
También te
recomendamos
Tecnología
La clave del éxito de la lista de Descubrimiento Semanal de Spotify Cuéntame más
Tecnología
¿De verdad sirven las apps para controlar el sueño? Cuéntame más

Cuéntanos algo





Hazte Cliente Acceder