Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

No, no has leído mal: ‘Stranger Things’ está inspirada en una historia “real”

No, no has leído mal: ‘Stranger Things’ está inspirada en una historia “real”

Stranger Things’ fue la serie que dio el pelotazo en el verano de 2016. La que hizo de la nostalgia por los 80 la moda del momento y la que llevó a los millennials (¿alguien se acordaba ‘Dragones y mazmorras’?) a obsesionarse con las referencias a la cultura pop de la época. ¿Quién no se encontró, de repente, tarareando en la ducha ‘Should I stay or should I go?’?

El universo creado por los hermanos Duffer, con su Upside Down, sus intrigas y sus valientes e inteligentes niños nos fascinó. Pero, sin desmerecer el talento de los gemelos Matt y Ross, hay que decir que no toda la historia de ‘Stranger Things’ salió de sus brillantes mentes. La serie está basada en “hechos reales”.

Los hermanos Duffer se basaron en una teoría de la conspiración para crear su exitosa serie

Las comillas son más que necesarias. Cuando decimos “hechos reales” queremos decir que los Duffer se inspiraron en una popular teoría de la conspiración. Esta afirma que, durante los primeros años 80 —y con financiación del gobierno estadounidense— en Montauk, una localidad del estado de Nueva York, se realizaron unos experimentos secretos con niños, portales a otra dimensión y poderes mentales.

niños stranger things basada en hechos reales

La serie, de hecho, iba a llevar por título ‘Montauk’ y se iba a localizar al este de Long Island, pero el nombre se cambió cuando se ubicó a los personajes en Hawkins, Indiana (un pueblo inventado para la ficción).

Si con datos como este la relación entre la ficción y la supuesta conspiración parecía clara, se terminó de confirmar hace unas semanas, cuando el actor Gaten Matarazzo (quien interpreta al adorable Dustin en 'Stranger Things') aclaró que sí, que el laboratorio que aparece en la serie remitía al supuesto centro de experimentos de Montauk.

Un barco invisible y viajes en el tiempo

Esta teoría de la conspiración tiene su origen en el libro ‘The Montauk Project: Experiments in Time’, publicado en 1982 por Preston Nichols. Él aseguraba que sus recuerdos habían sido reprimidos para que lo vivido en Camp Hero —la antigua base aérea donde, al parecer, se ubicaba el laboratorio— nunca saliera a la luz. Y añadía que, gracias a técnicas new age, había recuperado esas memorias.

Según la teoría, en Camp Hero el gobierno realizaba experimentos para leer y controlar la mente humana

Pero, ¿qué podía contar Nichols que hubiera de ser ocultado a toda costa? Según este hombre, en Camp Hero el gobierno de Estados Unidos experimentaba con seres humanos toda clase de técnicas para leer y controlar la mente de otros. Y todo con el fin de combatir en la Guerra Fría contra el gran enemigo patrio: Rusia.

Su testimonio fue apoyado por otro hombre, Al Bielek, que, en un giro rocambolesco de la historia, aseguró que su nombre real era Edward Cameron y que, junto a su hermano Duncan, había viajado en el tiempo de 1943 a 1983. Cameron, que también estaba convencido de que habían querido robarle sus recuerdos, conectó su paso por el Montauk Project con otra teoría de la conspiración: el llamado ‘Experimento Philadelphia’.

Cuenta la leyenda que, en 1943, en plena Segunda Guerra Mundial, el gobierno americano, obsesionado por esquivar los radares nazis, jugó con la idea de convertir un acorazado en un barco invisible. Y, en ese experimento, el barco terminó viajando 40 años adelante en el tiempo a través de un agujero de gusano.

once stranger things basada en hechos reales

Los hermanos Cameron eran dos de los tripulantes y —casualidades de la vida— aparecieron en Camp Hero. Los científicos que allí maquinaban stranger things los devolvieron a su época a través de ese hueco espacio-temporal que se había creado. Pero la historia (coged aire, que vienen curvas) no terminó ahí.

Parece ser que el viaje intertemporal dejó a Duncan algo tocado: de repente, tenía poderes mentales. El gobierno lo descubrió y comenzó con él los experimentos en el laboratorio de Montauk. Podía mover objetos con la mente y hasta ver a través de los ojos de otra persona y sentir a través de su cuerpo solo con tocar algo suyo (un pelo, una fotografía). ¿Increíblemente parecido a lo que puede hacer Once en la serie de Netflix? Efectivamente.

Los niños de Camp Hero

Pero Duncan no fue un caso aislado. Según cuentan estas teorías que dibujan al gobierno como un ente maquiavélico, fueron muchos los niños misteriosamente desaparecidos que acabaron en los experimentos de Camp Hero. Eran los llamados Montauk boys.

Un día, tras un experimento, una extraña criatura apareció en Montauk. ¿Inspiración para el Demogorgon de 'Stranger Things'?

Como explicó Nichols, el autor de ese ‘The Montauk Project’ que mencionábamos más arriba, los supuestos ensayos con niños terminaron tras un hecho —aún más— paranormal. Un día, tras otra de esas locas probatinas, apareció en el subsuelo una extraña criatura que nadie sabía de dónde había salido. Era un bicho peludo, hambriento y de apariencia desconocida.

stranger things serie basada en hechos reales

Aquello provocó, según Nichols, el cierre del proyecto y el proceso de reseteo de sus cerebros para que nunca pudiesen contar lo que allí habían vivido. ¿Había traspasado el gobierno alguna barrera infranqueable?

Dejando a un lado la credibilidad de estas historias de viajes en el tiempo (con claras incoherencias en cuanto a fechas y edades), conexiones mentales y malvados científicos, lo cierto es que las similitudes entre lo sucedido en Montauk y Hawkins son claras.

Hay una niña con increíbles poderes mentales que está sometida a infinidad de experimentos. Hay un monstruo de origen desconocido. Hay un gobierno que quiere a toda costa ganar a los rusos. Y, si el propio Dustin reconoce la semejanza entre ambas historias, ¿por qué íbamos a dudarlo? Como dice el grupo de chavales más aventurero de Hawkins… los amigos no mienten.

Imágenes | Netflix

También te
recomendamos
Cultura
El color de 2018 es Ultra Violet, ¿pero sabes cómo elige Pantone su color del año? Cuéntame más
Cultura
No todo son challenges y tags: estos youtubers son auténticos creadores de contenido Cuéntame más
Hazte Cliente Acceder