Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La pregunta del millón: cómo organizar un viaje con presupuesto ajustado

La pregunta del millón: cómo organizar un viaje con presupuesto ajustado

¿A que tú también te organizas el curso en función de vacaciones, festivos y puentes (o acueductos)? Está claro que todo se hace más llevadero cuando tenemos en mente el próximo parón, así que ahora que hemos dejado atrás Semana Santa, es buen momento para planificar tus (merecidas) vacaciones de verano.

Lo primero que tienes que tener previsto es el tema económico. ¿Cuánto dinero vas a tener? ¿Cuánto dinero estás dispuesto a gastarte? ¿Cómo vas a tener ese dinero? Vamos a darte algunas claves.

Ponte un objetivo para ahorrar

No hace falta que metas las manos en el bolsillo o consultes en tu móvil el dinero que tienes en cuenta ahora mismo. Pero sí que debes hacer cálculos sobre cuánto puedes ahorrar durante estas semanas que tienes por delante.

Tienes cuentas bancarias que te ayudan (y te animan) a ahorrar

¿Lo más sencillo? Controla los gastos superfluos: llévate un snack de casa en lugar de bajar a por el pincho de tortilla, echa a la mochila la botella de agua en lugar de tirar de máquina de vending, etc. Pequeños gestos que te permitirán engrosar tu hucha particular.

Además, para facilitarte la tarea del ahorro, no hace falta que te compres una hucha en forma de cerdito: hay productos específicos para el ahorro que tu banco pone a tu alcance.

Con esta cuenta, que puedes abrir directamente desde tu móvil (más sencillo no puede ser), podrás:

  • Decidir cuánto quieres ahorrar

  • Definir los tiempos para lograr ese ahorro

  • Programar transferencias automáticas

  • Hacer transferencias puntuales

  • Recibir mensajes cuando logres tus objetivos

Estos mensajes cuando vas consiguiendo tus objetivos son un buen sistema para motivarte a seguir siendo una hormiguita —y pasarte el verano hecho toda una cigarra—.

Ser previsor puntúa doble

Si ya tienes más o menos claro lo que quieres hacer este verano, cuanto antes saques los billetes y reserves el alojamiento mejor. No solo porque te asegurarás de tener plaza, sino porque en muchos sitios se aplican descuentos por formalizar pronto estas reservas.

Otra opción barata y que, además, te permitirá conocer más a fondo la cultura de la zona a la que vayas es el denominado Couch Surfing. Básicamente, se trata de alojarte en las casas de algunos residentes del lugar al que vayas. También puedes dar tú cobijo en tu casa a viajeros de otras zonas. Es una alternativa más barata y que, además te permite conocer a mucha gente.

Tira de Internet y consulta las web que comparan precios y ofertas, pero ojo, no te olvides de mirar otras opciones. Recuerda que no todas las empresas deciden estar en estos buscadores, por lo que la mejor oferta puede estar ahí fuera. Incluso aunque no tenga página web y solo encuentres del establecimiento su número de teléfono.

Viaja ligero

Tanto por una cuestión de comodidad como de ahorro (si viajas en avión te evitas facturar, si lo haces en coche gastarás menos gasolina), aplica el minimalismo a la hora de hacer tu maleta.

Cada vez es más frecuente encontrar lavanderías en muchas ciudades que te pueden ayudar a estar siempre limpio y presentable, como diría tu madre. Lleva poca ropa y tira de laundromat.

Lo mismo aplica con tu manutención. Sin descuidar tu alimentación, una buena opción puede ser comprar tú mismo la comida en los supermercados en lugar de comer siempre en algún bar. Por no hablar de que tendrás opciones bastante más sanas —ante la fritanga del garito de turno, una ensalada envasada o un poco de fruta siempre será más saludable—.

no debes olvidarte la tarjeta de crédito cuando vas de viaje

Hablando de comida, éste suele ser uno de los mayores gastos de todo viaje. Por eso, quizá deberías echar cálculos. Irte a destinos como Asia o África puede parecer más caro porque el billete de avión lo es. Pero la vida allí, incluyendo la comida, es muy barata.

De hecho, hay españoles que han dado la vuelta al mundo con un presupuesto de 20 euros al día.

No te olvides la tarjeta 

Por último, y no menos importante, no te olvides de llevar contigo la tarjeta del banco. En España cada vez hay más establecimientos que te permiten pagar directamente con el móvil, de manera que no hace falta que llevas físicamente tu  tarjeta siempre contigo.

Pero es cierto que, sobre todo en otros países, estos sistemas de pago no están tan extendidos, así que no te olvides de llevarla en tu cartera junto al resto de la documentación.

Al llevar la tarjeta contigo podrás pagar en los establecimientos, controlar tus gastos y, en caso necesario, tirar de crédito —con responsabilidad y controlando cuánto y cómo— durante tus vacaciones. Además, recuerda que cuando pagas con tarjeta de crédito tienes más coberturas y servicios. No es que vaya a pasarte nada, pero como te decíamos antes, ser previsor puntúa doble.

Fotos: littlehenrabiYakobchukOlenamolchanovdmitry


 

También te
recomendamos
Viajar
Ofertas de último minuto: no te quedes sin vacaciones Cuéntame más
Viajar
Voy a viajar al extranjero, ¿qué tengo que hacer con mi dinero? Cuéntame más
Hazte Cliente Acceder