Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carta de presentación: ¿importante o una pérdida de tiempo?

Carta de presentación: ¿importante o una pérdida de tiempo?

Una buena carta de presentación puede inclinar la balanza a tu favor.

Buscar empleo es un trabajo de fondo. Implica mucha dedicación y, a menudo, muchas horas buscando la oferta ideal y la mejor forma de presentar tu solicitud. Es probable que te hayas planteado más de una vez si una carta de presentación es realmente necesaria. La respuesta está clara: una buena carta siempre va a sumar puntos a tu favor.

El complemento perfecto para tu currículum

A la hora de revisar tu solicitud de empleo, es muy probable que empiecen por tu currículum. Una vez comprobado que tienes la experiencia o las aptitudes necesarias para el puesto, seguramente se pregunten si eres la persona adecuada para el equipo. ¿Qué es lo que te motiva? ¿Qué esperas de esta nueva aventura laboral? Las respuestas a todas estas preguntas no están en tu currículum, y es aquí donde la carta entra en juego.

Por eso, lo primero a tener en cuenta es que tu carta no debe repetir la información del currículum, sino complementarla. Es tu oportunidad para dar un enfoque más personal a tu solicitud y explicar qué es lo que te hace perfecto para el puesto.

Consejos para redactar tu carta de presentación

Para escribir la carta perfecta tienes que tener en cuenta tres elementos: la imagen que quieres dar, el puesto de trabajo al que te presentas y a quién te diriges.

  • Si sabes de quién se trata, comienza siempre dirigiéndote a la persona que va a recibir tu solicitud.
  • Sé original. Si tu carta empieza de forma demasiado genérica, es probable que no la lean entera.
  • Aprovecha para explicar qué te hace un buen trabajador. ¡Piensa que puedes estar dirigiéndote a un futuro jefe o compañero!
  • No dudes a la hora de mencionar tus logros: pueden inclinar la balanza a tu favor frente a otros candidatos.
  • Muestra seguridad y motivación usando un tono optimista.
  • Intenta adaptar el estilo de tu carta a la empresa a la que te diriges. Fíjate bien en cómo han redactado la oferta de empleo o en su actividad en las redes para saber a qué tipo de empresa te diriges.
  • Explica qué te motiva del puesto que solicitas. Si envías una solicitud abierta, investiga antes todo lo que puedas sobre la empresa: tu interés llamará la atención de los seleccionadores.
  • Cuida la maquetación y recuerda que la carta no debe extenderse más allá de una página.
  • Si trabajas en un ámbito creativo, incluye algún elemento visual de tu portafolio que llame la atención.
  • Cuida también la ortografía. Una presentación mal redactada puede hacer que descarten tu solicitud directamente.
  • Finaliza siempre señalando que estás abierto a realizar entrevistas.

 

Una carta permite dar un toque personal a una solicitud de trabajo.

Trucos a tener en cuenta

Es probable que te hayas encontrado con páginas de búsqueda de empleo que solo te permiten subir un archivo con tu solicitud. En estos casos, lo ideal es añadir el currículum y la carta de presentación en un solo documento. Páginas como ILOVEPDF pueden serte muy útiles para combinar archivos.

También te puede ayudar redactar diferentes cartas (más o menos formales) que puedas luego adaptar a cada solicitud. Tendrás que dedicarle más trabajo al principio pero en poco tiempo tendrás numerosas opciones listas para enviar.

 

Imágenes: iStock/BartekSzewczyk, iStock/johnkellerman

También te
recomendamos
Trabajar
EVS: Lánzate a trabajar por Europa después de estudiar Cuéntame más
Trabajar
Google se convierte en headhunter: así funciona Hire Cuéntame más
Hazte Cliente Acceder