Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué es el IRPF y cómo me afecta?

¿Qué es el IRPF y cómo me afecta?

¿Qué debes saber sobre el IRPF?

IRPF. Sabes por dónde van los tiros, pero no estás seguro al 100% de todo lo que implica este término. Hay gran cantidad de conceptos económicos que escuchamos casi a diario pero que no sabríamos explicar al detalle. Si el IRPF es uno de ellos, no te pierdas esta sencilla explicación de qué es y cómo está presente en nuestra economía personal.

Claves para entenderlo

Las siglas IRPF hacen relación al impuesto sobre la renta de las personas físicas, que pagan las personas residentes en España. Se considera el más importante de la Agencia Tributaria en España por la cantidad de dinero que recauda.

Es un impuesto personal y subjetivo, ya que se calcula teniendo en cuenta las circunstancias de cada persona. Además, es progresivo: seguro que has oído hablar de los tramos de IRPF, que indican qué porcentaje de impuestos debe pagar cada contribuyente. El porcentaje a pagar en cada tramo aumenta de forma proporcional en función de los ingresos brutos.

El objetivo de este sistema de tramos es mantener un sistema equitativo, en el que se carguen menos impuestos a las rentas más bajas que a las más elevadas.

El IRPF en tu día a día

Aunque el IRPF se calcula de forma anual, los contribuyentes lo vamos aportando regularmente. De esta forma vamos realizando anticipos a Hacienda en lugar de pagarlo todo de una sola vez.

Si eres empleado por cuenta ajena la Agencia Tributaria lo irá cobrando cada mes, teniendo en cuenta una previsión de lo que vas a ingresar o cobrar en el año completo. Por ello, las empresas están obligadas a retener un porcentaje de la nómina de sus empleados de acuerdo con el sueldo bruto y las circunstancias personales de cada uno.

Si eres autónomo, deberás aplicar la retención en cada factura que emitas. Existen diferentes cuotas que dependen del tiempo que lleves trabajando como autónomo y del tipo de actividad que realices.

El IRPF está presente en nuestra economía en el día a día

Llega el momento de ajustar cuentas: la declaración de la renta

La declaración de la renta marca el momento en el que se calcula si el IRPF que has ido pagando durante el año anterior ha sido el correcto. Si se ha retenido de más, la Agencia Tributaria te devolverá la diferencia.

En el caso de que hayas pagado de menos, te tocará abonarla. Esto significaría que las cuotas de IRPF que has ido pagando no se corresponden con la cantidad de las rentas que has declarado.

¿Y si estoy exento?

Existe la posibilidad de que, por tus nivel de ingresos o circunstancias excepcionales, no estés obligado legalmente a pagar el IRPF. Para la renta de 2016, por ejemplo, las personas con rentas por debajo de 12.450 euros quedaron exentas de pagarlo.

Sin embargo, estas excepciones cambian a menudo, por lo que lo más recomendable es informarse cada año de las novedades para realizar la declaración de la renta y de las últimas normativas.

Imágenes: iStock/SolisImagesiStock/Deagreez

También te
recomendamos
Tu dinero
Por qué deberías tener una cuenta a tu nombre en el banco Cuéntame más
Tu dinero
Tener varios pagadores: así afecta a tu declaración de la Renta Cuéntame más
Hazte Cliente Acceder