Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Declaración de la Renta me sale a pagar, ¿qué puedo hacer?

La Declaración de la Renta me sale a pagar, ¿qué puedo hacer?

chica con gafas delante de ordenador sobre escritorio con pinceles

El año pasado te retuvieron menos impuestos de los que te correspondían y la declaración de la Renta te ha salido a pagar. No te preocupes, aunque en el momento te puedes llevar un susto, son varias las alternativas que tienes para hacer frente al pago y ponerte al corriente con Hacienda. Te las contamos todas en este post, toma nota:

Primer paso: las cuentas claras

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que todos los datos que figuran en la declaración son correctos. Repásala bien ya que, si ves que alguna de la información recogida en el documento es incorrecta, tienes la posibilidad de presentar un recurso.

Este proceso puede implicar que pierdas unas cuantas horas saltando de ventanilla en ventanilla en la Agencia Tributaria. Lo primero que debes hacer es solicitar un recurso de revisión en la delegación de Hacienda que te corresponda. Si lo aceptan, se revisará y tendrás noticias en las siguientes semanas. Si te lo deniegan, puedes presentar alegaciones en los 10 días siguientes a que recibas esa comunicación. Si las alegaciones tampoco funcionan, siempre puedes denunciar a la Agencia Tributaria frente al Tribunal Superior de Justicia.

Segundo paso: pago único o pago fraccionado

chica haciendo cuentas sobre escritorio con libreta y ordenador

Si el susto ha sido importante y la cantidad que debes devolver a Hacienda te deja tiritando, puedes solicitar el pago fraccionado. Así, cuando presentas la declaración deberás hacer frente al 60% del total a pagar y el 5 de noviembre abonas el 40% restante. Esta opción no tiene ningún tipo de sobrecoste para ti.

Tan solo debes tener en cuenta una cosa: Esta opción exige que tengas los pagos domiciliados y presentar la declaración de la Renta en plazo y forma. Si por lo que fuese no te da tiempo, tan solo te dará la opción de abonar el 100% en el momento de presentarla, además de unos intereses de demora.

Antes de realizarte los dos cobros del pago fraccionado, desde la Agencia Tributaria te avisarán a través de SMS con unos días de antelación para que te asegures de que en tu cuenta hay fondos para realizar el pago.

Tercer paso: solicitar un aplazamiento

Lo primero que debes saber es que solicitar un aplazamiento del pago de la Renta conlleva el pago de intereses, de un 5%. Lo segundo es que necesitas una justificación válida para solicitarlo, por lo que tendrás que justificar tus ingresos y cargas económicas.

Si una vez solicitado el aplazamiento, que puedes presentar online o en oficina, Hacienda te lo concede, tendréis que pactar un calendario de pagos que, si no se cumple, conlleva una sanción mayor (alrededor de un 30% de recargo en cada plazo incumplido), la cancelación del acuerdo e incluso el embargo de bienes.

Cuarto paso: un crédito

Si la cantidad que debes abonar a Hacienda es muy superior a lo que esperabas y no cuentas con liquidez en tu cuenta, desde BBVA tenemos una solución que te pueden ayudar: te podemos ayudar a financiar el pago de la Renta, solicitando un préstamo por el importe a devolver. La principal condición de este crédito es que la devolución debe realizarse en un periodo no superior a 12 meses. En este enlace puedes realizar una simulación y así calcular los plazos para devolverlo.

Como ves, son varias las alternativas. Lo que debes hacer ahora es estudiar tu situación, los recursos con los que cuentas ahora y a corto plazo, y tomar la decisión que mejor se adapte a ti.  



Imágenes | Bruce Mars, KaboomPics

También te
recomendamos
Tu dinero
En verano más que nunca, tu móvil es tu banco Cuéntame más
Tu dinero
La forma más segura de viajar Cuéntame más
Hazte Cliente Acceder